Sudamérica lanza Prosur, nuevo bloque regional que excluye a Venezuela

Los mandatarios de Chile, Colombia, Argentina, Brasil, Ecuador, Perú y Paraguay lanzaron este viernes en Santiago la primera piedra de Prosur, un nuevo bloque regional que pretende remplazar a Unasur, y del que está excluido Venezuela.

La declaración final fue firmada por los siete presidentes que asistieron a la cumbre, más un representante de Guyana. Uruguay y Bolivia, que enviaron a representantes a la cita, no la suscribieron.

"Ha sido un buen día para la colaboración, el diálogo, el entendimiento y la integración en América del Sur, porque desde hacía más de cinco años los presidentes de América del Sur no habíamos tenido la oportunidad de reunirnos", dijo el presidente chileno Sebastián Piñera, tras la firma de la declaración que da inicio al proceso de constitución del Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur).

El nuevo foro será "un lugar de encuentro y de diálogo, abierto a todos los países de América del Sur y sin ideologías", agregó el mandatario chileno, impulsor, junto a su homólogo colombiano Iván Duque, del nuevo bloque.

Prosur, que nace bajo el alero de la ola conservadora que ha sacudido a la región, pretende reemplazar a la agónica Unasur, nacida hace una década en pleno auge de los gobiernos de izquierda en Sudamérica.

El nuevo espacio se implementará "gradualmente" y tendrá "una estructura flexible, liviana, no costosa, con reglas de funcionamiento claras y con un mecanismo ágil de toma de decisiones que permita avanzar a Sudamérica en entendimientos y programas concretos de integración en función de los intereses comunes de los Estados y de acuerdo a sus propias realidades nacionales".

Dentro de los requisitos "esenciales" para participar en este espacio están "la plena vigencia de la democracia, de los respectivos órdenes constitucionales, el respeto del principio de separación de los Poderes del Estado, y la promoción, protección, respeto y garantía de los derechos humanos y las libertades fundamentales, así como la soberanía e integridad territorial de los Estados, con respeto al derecho internacional", lo que excluye a Venezuela, cuyo gobierno de Nicolás Maduro ha sido declarado ilegítimo por los presidentes firmantes.

En la antesala, el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, había rechazado la creación de este nuevo foro porque a su juicio, comete los mismos "errores" de Unasur, que nació con "una finalidad ideológica".

- Venezuela, presente

Aunque ausente, Venezuela ha estado muy presente en el Palacio de la Moneda, sede de la presidencia chilena, donde a lo largo de la mañana tuvo lugar el encuentro.

En las horas previas al foro, el presidente colombiano Iván Duque reveló que conversó con Piñera y otros mandatarios de la región sobre la posibilidad de darle asilo a militares desertores del gobierno de Maduro, con la idea de que se genere "un efecto dominó" para que gran parte de las tropas deje de apoyar al gobernante venezolano.

"Es un tema que lo hemos venido conversando con varios países después de los hechos del 23 de febrero", dijo Duque en una entrevista con Canal 13, en referencia al fallido intento de varios mandatarios, entre ellos Piñera, de ingresar ayuda humanitaria a Venezuela a través de la ciudad de Cúcuta.

"El mensaje más fuerte, es invitarlos (a los militares) a que esa movida que están haciendo en favor de la democracia la hagan en territorio venezolano, y permita generar un 'efecto dominó', donde tengamos un movimiento masivo de las tropas que ya no reconozcan a Maduro", agregó el mandatario colombiano.

Según Duque, hasta ahora su país ha recibido a unos 1.200 militares venezolanos desertores.

- ¿Desaparece Unasur?

El año pasado, Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Perú y Paraguay anunciaron que suspendían su participación en Unasur. La semana pasada se sumó el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, quien pidió además la devolución del edificio que alberga la secretaría general, financiada y donada por Quito durante el gobierno del expresidente izquierdista Rafael Correa (2007-2017).

De esta forma, Unasur, que en principio estaba integrado por 12 naciones, está reducido a un grupo de cinco países: Bolivia, Guyana, Surinam, Uruguay y Venezuela.

A la cita de este viernes, en el palacio Presidencial de La Moneda, asistieron el mandatario de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, junto al presidente de Argentina, Mauricio Macri; de Perú, Martín Vizcarra; de Paraguay, Mario Abdo; de Ecuador, Lenín Moreno, y de Colombia, además del anfitrión, Piñera.

Grupos de izquierda y organizaciones de defensa de los derechos homosexuales convocaron protestas para la tarde de este viernes en Santiago, en contra de esta "cumbre de mandatarios derechistas" y de la presencia en Chile de Bolsonaro, que el sábado realiza una visita oficial al país. Los presidentes de la Cámara y del Senado se han negado a participar en el almuerzo oficial con él.

Sudamérica lanza Prosur, nuevo bloque regional que excluye a Venezuela

Sudamérica lanza Prosur, nuevo bloque regional que excluye a Venezuela

Los mandatarios de Chile, Colombia, Argentina, Brasil, Ecuador, Perú y Paraguay lanzaron este viernes en Santiago la primera piedra de Prosur, un nuevo bloque regional que pretende remplazar a Unasur, y del que está excluido Venezuela.

La declaración final fue firmada por los siete presidentes que asistieron a la cumbre, más un representante de Guyana. Uruguay y Bolivia, que enviaron a representantes a la cita, no la suscribieron.

"Ha sido un buen día para la colaboración, el diálogo, el entendimiento y la integración en América del Sur, porque desde hacía más de cinco años los presidentes de América del Sur no habíamos tenido la oportunidad de reunirnos", dijo el presidente chileno Sebastián Piñera, tras la firma de la declaración que da inicio al proceso de constitución del Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur).

El nuevo foro será "un lugar de encuentro y de diálogo, abierto a todos los países de América del Sur y sin ideologías", agregó el mandatario chileno, impulsor, junto a su homólogo colombiano Iván Duque, del nuevo bloque.

Prosur, que nace bajo el alero de la ola conservadora que ha sacudido a la región, pretende reemplazar a la agónica Unasur, nacida hace una década en pleno auge de los gobiernos de izquierda en Sudamérica.

El nuevo espacio se implementará "gradualmente" y tendrá "una estructura flexible, liviana, no costosa, con reglas de funcionamiento claras y con un mecanismo ágil de toma de decisiones que permita avanzar a Sudamérica en entendimientos y programas concretos de integración en función de los intereses comunes de los Estados y de acuerdo a sus propias realidades nacionales".

Dentro de los requisitos "esenciales" para participar en este espacio están "la plena vigencia de la democracia, de los respectivos órdenes constitucionales, el respeto del principio de separación de los Poderes del Estado, y la promoción, protección, respeto y garantía de los derechos humanos y las libertades fundamentales, así como la soberanía e integridad territorial de los Estados, con respeto al derecho internacional", lo que excluye a Venezuela, cuyo gobierno de Nicolás Maduro ha sido declarado ilegítimo por los presidentes firmantes.

En la antesala, el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, había rechazado la creación de este nuevo foro porque a su juicio, comete los mismos "errores" de Unasur, que nació con "una finalidad ideológica".

- Venezuela, presente

Aunque ausente, Venezuela ha estado muy presente en el Palacio de la Moneda, sede de la presidencia chilena, donde a lo largo de la mañana tuvo lugar el encuentro.

En las horas previas al foro, el presidente colombiano Iván Duque reveló que conversó con Piñera y otros mandatarios de la región sobre la posibilidad de darle asilo a militares desertores del gobierno de Maduro, con la idea de que se genere "un efecto dominó" para que gran parte de las tropas deje de apoyar al gobernante venezolano.

"Es un tema que lo hemos venido conversando con varios países después de los hechos del 23 de febrero", dijo Duque en una entrevista con Canal 13, en referencia al fallido intento de varios mandatarios, entre ellos Piñera, de ingresar ayuda humanitaria a Venezuela a través de la ciudad de Cúcuta.

"El mensaje más fuerte, es invitarlos (a los militares) a que esa movida que están haciendo en favor de la democracia la hagan en territorio venezolano, y permita generar un 'efecto dominó', donde tengamos un movimiento masivo de las tropas que ya no reconozcan a Maduro", agregó el mandatario colombiano.

Según Duque, hasta ahora su país ha recibido a unos 1.200 militares venezolanos desertores.

- ¿Desaparece Unasur?

El año pasado, Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Perú y Paraguay anunciaron que suspendían su participación en Unasur. La semana pasada se sumó el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, quien pidió además la devolución del edificio que alberga la secretaría general, financiada y donada por Quito durante el gobierno del expresidente izquierdista Rafael Correa (2007-2017).

De esta forma, Unasur, que en principio estaba integrado por 12 naciones, está reducido a un grupo de cinco países: Bolivia, Guyana, Surinam, Uruguay y Venezuela.

A la cita de este viernes, en el palacio Presidencial de La Moneda, asistieron el mandatario de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, junto al presidente de Argentina, Mauricio Macri; de Perú, Martín Vizcarra; de Paraguay, Mario Abdo; de Ecuador, Lenín Moreno, y de Colombia, además del anfitrión, Piñera.

Grupos de izquierda y organizaciones de defensa de los derechos homosexuales convocaron protestas para la tarde de este viernes en Santiago, en contra de esta "cumbre de mandatarios derechistas" y de la presencia en Chile de Bolsonaro, que el sábado realiza una visita oficial al país. Los presidentes de la Cámara y del Senado se han negado a participar en el almuerzo oficial con él.


Anuncio01Actualidad_300x250

MAS LEIDO

  • Semana

  • Mes

  • Todas

Banner 02Actualidad300x250

Anuncio02Actualidad_300x250