El presidente Evo Morales partió, pasado el mediodía de este domingo, hacia Argentina, donde cumplirá una apretada agenda de trabajo, ya que tiene previsto reunirse con la comunidad boliviana en ese país y una bilateral con su homólogo argentino, Mauricio Macri.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, fue hasta el aeropuerto Aníbal Arab de Cobija para despedir al primer mandatario, quien entregó dos obras en esa región amazónica antes de partir rumbo a la Argentina.

"Es una agenda internacional muy intensa la que tiene el Presidente porque es un Presidente que ha tenido mucho éxito en la conducción de un Estado. La estabilidad y crecimiento económico en Bolivia realmente es un fenómeno que llama la atención en el mundo", subrayó Romero.

Ayer, el embajador de Bolivia en Argentina, Santos Tito, afirmó que existe una gran expectativa en la colectividad boliviana por la llegada del presidente Evo Morales a Buenos Aires.

"Es un encuentro grande con mucha expectativa, estarán presentes más de 5 mil personas, a través de redes hay gran expectativa, se están sumando folkloristas y grupos autóctonos de las provincias", dijo en contacto con el canal estatal Bolivia TV.

Entretanto, mañana, lunes, los presidentes de Bolivia y de Argentina analizarán temas relacionados a la compra-venta de gas, energía y el fortalecimiento de la hidrovía Paraguay- Paraná en una reunión bilateral en Buenos Aires, según la Cancillería boliviana.


MAS LEIDO