Gobierno ordena prueba de polígrafo para policías de Santa Cruz

El gobierno boliviano ordenó ayer miércoles que todos los jefes de la policía del departamento de Santa Cruz (este) y algunos de sus colaboradores pasen por la prueba del polígrafo, en medio de un escándalo de vínculos de uniformados con el narcotráfico.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, emitió una resolución para "la obligatoriedad de la prueba del polígrafo a los jefes de todas las unidades policiales y de manera aleatoria para todos los servidores policiales de la misma unidad" de Santa Cruz.

Romero informó en una conferencia de prensa que el propósito es tomar medidas de fondo para aclarar los vínculos de policías con el tráfico de drogas.

La prueba del polígrafo consiste en registrar las respuestas corporales de una persona, mediante preguntas y respuestas, para saber si miente o no.

El exjefe de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de la región de Santa Cruz, Gonzalo Medina, fue detenido el martes tras revelarse que es investigado por un viaje a Panamá en marzo pasado, para supuestamente negociar la exportación de 40 kilos de cocaína a Estados Unidos.

Luego se conoció que en 2018 Medina condecoró en un acto público al boliviano Pedro Montenegro Paz, buscado por narcotráfico y reclamado por la justicia de Brasil.

El hijo del coronel Medina y un capitán y su subalterno fueron detenidos por su relación con Montenegro Paz, lo que agravó el conflicto.

El jefe de la Policía de Interpol-Bolivia, Jorge Campos, reveló que Montenegro Paz huyó de Bolivia rumbo a Argentina utilizando una identidad falsa, aunque no entregó fechas.

Una primera medida para tratar de poner orden en la FELCC del departamento de Santa Cruz fue ordenar de manera inédita la suspensión de todos sus efectivos, unos 150 uniformados, según comunicó más temprano el máximo jefe de la institución, el general Vladimir Calderón.

Para reemplazar a los suspendidos, el comando general determinó el envío de "un contingente capacitado y depurado" para las tareas de lucha contra la delincuencia.

El presidente Evo Morales informó desde su cuenta en Twitter que instruyó al ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, "a actuar con todo el peso de la ley y de manera rápida y contundente con los efectivos de la Policía que tengan algún vínculo con el narcotráfico".

Gobierno ordena prueba de polígrafo para policías de Santa Cruz

Gobierno ordena prueba de polígrafo para policías de Santa Cruz

El gobierno boliviano ordenó ayer miércoles que todos los jefes de la policía del departamento de Santa Cruz (este) y algunos de sus colaboradores pasen por la prueba del polígrafo, en medio de un escándalo de vínculos de uniformados con el narcotráfico.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, emitió una resolución para "la obligatoriedad de la prueba del polígrafo a los jefes de todas las unidades policiales y de manera aleatoria para todos los servidores policiales de la misma unidad" de Santa Cruz.

Romero informó en una conferencia de prensa que el propósito es tomar medidas de fondo para aclarar los vínculos de policías con el tráfico de drogas.

La prueba del polígrafo consiste en registrar las respuestas corporales de una persona, mediante preguntas y respuestas, para saber si miente o no.

El exjefe de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de la región de Santa Cruz, Gonzalo Medina, fue detenido el martes tras revelarse que es investigado por un viaje a Panamá en marzo pasado, para supuestamente negociar la exportación de 40 kilos de cocaína a Estados Unidos.

Luego se conoció que en 2018 Medina condecoró en un acto público al boliviano Pedro Montenegro Paz, buscado por narcotráfico y reclamado por la justicia de Brasil.

El hijo del coronel Medina y un capitán y su subalterno fueron detenidos por su relación con Montenegro Paz, lo que agravó el conflicto.

El jefe de la Policía de Interpol-Bolivia, Jorge Campos, reveló que Montenegro Paz huyó de Bolivia rumbo a Argentina utilizando una identidad falsa, aunque no entregó fechas.

Una primera medida para tratar de poner orden en la FELCC del departamento de Santa Cruz fue ordenar de manera inédita la suspensión de todos sus efectivos, unos 150 uniformados, según comunicó más temprano el máximo jefe de la institución, el general Vladimir Calderón.

Para reemplazar a los suspendidos, el comando general determinó el envío de "un contingente capacitado y depurado" para las tareas de lucha contra la delincuencia.

El presidente Evo Morales informó desde su cuenta en Twitter que instruyó al ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, "a actuar con todo el peso de la ley y de manera rápida y contundente con los efectivos de la Policía que tengan algún vínculo con el narcotráfico".


Anuncio01Actualidad_300x250

MAS LEIDO

  • Semana

  • Mes

  • Todas

Banner 02Actualidad300x250

Anuncio02Actualidad_300x250