Detienen a presunto ‘narco’ Pedro Montenegro que causó terremoto en la Policía

El presunto narcotraficante boliviano Pedro Montenegro, cuyos vínculos con policías causaron un escándalo que condujo a una reestructuración de la institución uniformada, se entregó este sábado a las autoridades tras semanas de intensa búsqueda, informó el gobierno.

"Las diferentes diligencias intensivas de los últimos días, que prácticamente cercaron al señor Pedro Montenegro, le cortaron toda posibilidad de salida (del país) y le obligaron a presentarse para que la policía proceda a su detención", dijo el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

Montenegro, quien también enfrentaba una orden de detención en Brasil desde 2015 por tráfico de drogas, era buscado intensamente desde que estallara en abril un escándalo en Bolivia por sus lazos con jefes policiales.

"Han sido innumerables las acciones investigativas dirigidas a establecer esa organización criminal en su componente financiero, en su componente de protección armada, en su modus operandi, en su componente de alianzas con posibles empresas fachada, en su vinculación posible con algunas autoridades jurisdiccionales", dijo Romero en rueda de prensa.   Acompañado por dos jefes policiales, Romero presentó ante la prensa al detenido, quien tenía sus manos esposadas y vestía un chaleco antibalas negro.

El caso salió a la luz el 23 de abril, cuando fue detenido el coronel Gonzalo Medina, pocos días después de que fuera destituido como jefe de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) en la región oriental de Santa Cruz, tras descubrirse sus lazos con Montenegro.

El escándalo llevó al gobierno boliviano a preparar un plan para reestructurar la Policía, de unos 30.000 efectivos, en medio de la peor crisis de la institución.

El gobierno ordenó que oficiales y agentes de Santa Cruz se sometieran a la prueba del polígrafo (detector de mentiras).

Medina fue detenido tras descubrirse que había viajado a Panamá en marzo para supuestamente negociar el envío de 40 kilos de cocaína a Estados Unidos.

Luego se supo que, en 2018, había condecorado a Montenegro en un acto público, aunque era buscado por narcotráfico y reclamado por la justicia de Brasil.

Un hijo de Medina y un capitán y su subalterno también fueron detenidos por sus lazos con Montenegro, lo que agravó el escándalo.

Una primera medida para poner orden en la FELCC de Santa Cruz fue suspender a sus 150 agentes y enviar "un contingente capacitado y depurado" desde otras regiones del país.

El presidente Evo Morales felicitó este sábado al Ministerio de Gobierno y a la Policía por la captura de Montenegro.

"Hemos instruido (...) que continúen con las investigaciones, desarticulación y detenciones de implicados que colaboraron o cometieron delitos junto al narcotraficante Pedro Montenegro, caiga quien caiga, y con todo el peso de la ley", tuiteó el mandatario.

Detienen a presunto ‘narco’ Pedro Montenegro que causó terremoto en la Policía

Detienen a presunto ‘narco’ Pedro Montenegro que causó terremoto en la Policía

El presunto narcotraficante boliviano Pedro Montenegro, cuyos vínculos con policías causaron un escándalo que condujo a una reestructuración de la institución uniformada, se entregó este sábado a las autoridades tras semanas de intensa búsqueda, informó el gobierno.

"Las diferentes diligencias intensivas de los últimos días, que prácticamente cercaron al señor Pedro Montenegro, le cortaron toda posibilidad de salida (del país) y le obligaron a presentarse para que la policía proceda a su detención", dijo el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

Montenegro, quien también enfrentaba una orden de detención en Brasil desde 2015 por tráfico de drogas, era buscado intensamente desde que estallara en abril un escándalo en Bolivia por sus lazos con jefes policiales.

"Han sido innumerables las acciones investigativas dirigidas a establecer esa organización criminal en su componente financiero, en su componente de protección armada, en su modus operandi, en su componente de alianzas con posibles empresas fachada, en su vinculación posible con algunas autoridades jurisdiccionales", dijo Romero en rueda de prensa.   Acompañado por dos jefes policiales, Romero presentó ante la prensa al detenido, quien tenía sus manos esposadas y vestía un chaleco antibalas negro.

El caso salió a la luz el 23 de abril, cuando fue detenido el coronel Gonzalo Medina, pocos días después de que fuera destituido como jefe de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) en la región oriental de Santa Cruz, tras descubrirse sus lazos con Montenegro.

El escándalo llevó al gobierno boliviano a preparar un plan para reestructurar la Policía, de unos 30.000 efectivos, en medio de la peor crisis de la institución.

El gobierno ordenó que oficiales y agentes de Santa Cruz se sometieran a la prueba del polígrafo (detector de mentiras).

Medina fue detenido tras descubrirse que había viajado a Panamá en marzo para supuestamente negociar el envío de 40 kilos de cocaína a Estados Unidos.

Luego se supo que, en 2018, había condecorado a Montenegro en un acto público, aunque era buscado por narcotráfico y reclamado por la justicia de Brasil.

Un hijo de Medina y un capitán y su subalterno también fueron detenidos por sus lazos con Montenegro, lo que agravó el escándalo.

Una primera medida para poner orden en la FELCC de Santa Cruz fue suspender a sus 150 agentes y enviar "un contingente capacitado y depurado" desde otras regiones del país.

El presidente Evo Morales felicitó este sábado al Ministerio de Gobierno y a la Policía por la captura de Montenegro.

"Hemos instruido (...) que continúen con las investigaciones, desarticulación y detenciones de implicados que colaboraron o cometieron delitos junto al narcotraficante Pedro Montenegro, caiga quien caiga, y con todo el peso de la ley", tuiteó el mandatario.


Anuncio01Actualidad_300x250

MAS LEIDO

Banner 02Actualidad300x250

Anuncio02Actualidad_300x250