Pary en la OEA: el problema del mar merece una solución en homenaje de la paz y la justicia

El canciller boliviano, Diego Pary, aseguró ayer jueves en la 49 sesión ordinaria de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que el centenario diferendo marítimo con Chile merece una solución en homenaje a la paz y la justicia.

"Bolivia considera que los propósitos de nuestra carta y de manera específica el multilateralismo hemisférico preservado y bien comprendido, avalan el acompañamiento de los Estados a la solución de uno de los problemas más antiguos en el continente, un problema que merece solucionarse en homenaje a la paz y a la justicia que se ha proclamado en esta asamblea", dijo en su discurso en la sesión ordinaria que se realiza en la ciudad colombiana de Medellín.

En octubre de 2018, la CIJ eximió a Chile de la obligación de negociar una salida soberana al mar para Bolivia, pero abogó por el diálogo entre los dos países, luego de señalar, de manera tácita, la existencia de un tema pendiente.

Pary explicó a los países miembros de ese organismo multilateral que Bolivia abrazó los principios y objetivos de la carta de la OEA al plantear ante el seno de la Asamblea General por muchas décadas y posteriormente ante el mecanismo jurisdiccional competente, la necesidad de resolver su enclaustramiento y obtener un acceso soberano al Océano Pacífico.

"Se trataba entonces y se trata aún de un tema de una inexcusable atención del hemisferio en tanto tiene una relación precisamente con un propósito esencial de la carta la cooperación para contribuir a alcanzar una solución al enclaustramiento de Bolivia, una condición que afecta severamente su desarrollo y le impide participar equitativa y competitivamente de las oportunidades del comercio y el intercambio hemisférico y global", enfatizó.

El jefe de la diplomacia boliviana, puntualizó que, si bien el procedimiento judicial resultó insuficiente para resolver la controversia entre las partes, el fallo de la Corte Internacional de Justicia reconoce la subsistencia de una disputa relativa al enclaustramiento de Bolivia e invoca a que puedan realizarse negociaciones significativas para encontrar soluciones adecuadas.

En 1825 Bolivia nació a la vida independiente con mar; sin embargo, en 1879 Chile invadió el litoral boliviano y, posteriormente, se dio una guerra no declarada que privó al país andino amazónico de 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio.

Pary en la OEA: el problema del mar merece una solución en homenaje de la paz y la justicia

Pary en la OEA: el problema del mar merece una solución en homenaje de la paz y la justicia

El canciller boliviano, Diego Pary, aseguró ayer jueves en la 49 sesión ordinaria de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que el centenario diferendo marítimo con Chile merece una solución en homenaje a la paz y la justicia.

"Bolivia considera que los propósitos de nuestra carta y de manera específica el multilateralismo hemisférico preservado y bien comprendido, avalan el acompañamiento de los Estados a la solución de uno de los problemas más antiguos en el continente, un problema que merece solucionarse en homenaje a la paz y a la justicia que se ha proclamado en esta asamblea", dijo en su discurso en la sesión ordinaria que se realiza en la ciudad colombiana de Medellín.

En octubre de 2018, la CIJ eximió a Chile de la obligación de negociar una salida soberana al mar para Bolivia, pero abogó por el diálogo entre los dos países, luego de señalar, de manera tácita, la existencia de un tema pendiente.

Pary explicó a los países miembros de ese organismo multilateral que Bolivia abrazó los principios y objetivos de la carta de la OEA al plantear ante el seno de la Asamblea General por muchas décadas y posteriormente ante el mecanismo jurisdiccional competente, la necesidad de resolver su enclaustramiento y obtener un acceso soberano al Océano Pacífico.

"Se trataba entonces y se trata aún de un tema de una inexcusable atención del hemisferio en tanto tiene una relación precisamente con un propósito esencial de la carta la cooperación para contribuir a alcanzar una solución al enclaustramiento de Bolivia, una condición que afecta severamente su desarrollo y le impide participar equitativa y competitivamente de las oportunidades del comercio y el intercambio hemisférico y global", enfatizó.

El jefe de la diplomacia boliviana, puntualizó que, si bien el procedimiento judicial resultó insuficiente para resolver la controversia entre las partes, el fallo de la Corte Internacional de Justicia reconoce la subsistencia de una disputa relativa al enclaustramiento de Bolivia e invoca a que puedan realizarse negociaciones significativas para encontrar soluciones adecuadas.

En 1825 Bolivia nació a la vida independiente con mar; sin embargo, en 1879 Chile invadió el litoral boliviano y, posteriormente, se dio una guerra no declarada que privó al país andino amazónico de 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio.


Anuncio01Actualidad_300x250

MAS LEIDO

  • Semana

  • Mes

  • Todas

Banner 02Actualidad300x250

Anuncio02Actualidad_300x250