El presidente ruso, Vladimir Putin, denunció el sábado las ideas de la libertad sexual y de la libertad de género que, según él, se "imponen" a la gente, en contra de la voluntad de la mayoría.

"En algunos países europeos, se les dice a los padres que sus hijas ya no pueden llevar falda en la escuela. ¿Eso qué es?", declaró Putin durante su rueda de prensa, tras una cumbre del G20 en Osaka (Japón).

"Esta idea progresista ya empieza a estar superada", consideró el presidente ruso, que la víspera había considerado en una entrevista publicada en el Financial Times que el progresismo "ya fue".   "Ahora, hay todo tipo de cosas: inventamos cinco o seis géneros [...], ni siquiera entiendo qué es eso", agregó.

"El problema es que esta parte de la sociedad, bastante agresiva, impone su punto de vista a la gran mayoría" de la gente, sostuvo. Les "imponen un cierto tipo de educación sexual en la escuela, los padres no lo quieren, pero no se les pregunta su opinión", añadió.

Según él, "esto puede explicar el fenómeno Trump, su victoria, el hecho de que la gente descontenta salga a la calle en los países occidentales".

En Rusia, "tenemos una actitud muy tranquila hacia la comunidad LGTB [Lesbianas, gays, transexuales y bisexuales]", declaró. "Tenemos una ley, criticada por todo el mundo, la ley que prohíbe la propaganda homosexual hacia los menores", recordó.

"Pero, escuchen, dejen que la persona crezca, se haga adulta y luego decida qué quiere ser", lanzó Putin.


Anuncio01Actualidad_300x250

MAS LEIDO

Banner 02Actualidad300x250

Anuncio02Actualidad_300x250