El ultraderechista presidente brasileño Jair Bolsonaro entreabrió el viernes las puertas del Mercosur a Bolivia y aseguró que el presidente Evo Morales, uno de los últimos representantes del ciclo de gobiernos de izquierda en Sudamérica, "da señales" de querer apartarse de sus aliados ideológicos tradicionales.

"Bolivia quiere entrar al Mercosur y lógicamente podrá entrar. Podemos conversar sobre eso, pero va a entrar en una situación diferente de la de Venezuela en el pasado, que era con sesgo ideológico", dijo Bolsonaro en un desayuno con corresponsales extranjeros en Brasilia.

Venezuela, que había ingresado en 2012 al bloque creado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, fue suspendida en 2017 por no respetar sus compromisos comerciales y políticos, entre ellos la carta democrática del bloque.

Bolsonaro aseguró que "Bolivia está dando señales de querer apartarse del Foro de Sao Paulo", una articulación de partidos y movimientos de izquierda latinoamericanos, visto por buena parte de la derecha brasileña como un centro de conspiración continental.

"Espero que [el partido de Morales] no participe a fin de mes" en la reunión que el Foro prepara en Caracas, agregó.

Según Bolsonaro, "la gran señal de que Bolivia quiere cambiar fue su colaboración en la detención de terrorista" italiano Césare Battisti, condenado a prisión perpetua por cuatro asesinatos en Italia en la década del 70. Battisti se había refugiado en Brasil en 2004, pero estaba prófugo desde diciembre de 2018, cuando Brasilia emitió una orden de captura en su contra. En enero de este año cruzó a Bolivia, donde fue capturado y remitido a las autoridades italianas con el aval de Evo Morales, luego de que le fuese rechazada una solicitud de asilo.

Bolsonaro ya dio una señal de un acercamiento con Morales esta semana, durante la cumbre del Mercosur en Santa Fe (Argentina), a la que el mandatario boliviano asistió en calidad de miembro asociado.

"Morales, ya te estaba extrañando, desde la última vez que te vi en mi [ceremonia de] posesión", el 1 de enero, le lanzó Bolsonaro.

Brasil y Bolivia negocian la extensión de un contrato de aprovisionamiento de gas boliviano que llega a término en diciembre de este año.

Según fuentes del gobierno brasileño, los dos mandatarios mantuvieron contactos en los últimos días a ese respecto y las discusiones están avanzando con buenas perspectivas.


Últimas noticias

MAS LEIDO