UNODC: superficie cultivada con coca en Bolivia registró un decremento de 6% entre 2017 y 2018

El representante de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) en Bolivia, Thierry Rostan, informó el jueves que la superficie cultivada de coca en el país registró un decremento de 6% entre 2017 y 2018, en la presentación del XVI "Informe Anual de Monitoreo de Cultivos de Coca en Bolivia".

"Es una buena señal que este año se haya producido una reducción de la superficie cultivada de coca. Si bien se ha reportado una reducción del 6 por ciento, la superficie de cultivos de coca se mantiene por encima de lo que exige la Ley 906", explicó en un acto público que contó con la presencia del presidente, Evo Morales y otras autoridades.

Precisó que los resultados del monitoreo de cultivos de coca, entre 2017-2018 establecen que la superficie cultivada con coca registró un decremento de 1.400 hectáreas, de 24.500 a 23.100 hectáreas, es decir, un decremento de 6%.

Asimismo, informó que el 65% de la superficie total de cultivos de coca están en los Yungas, en La Paz, "donde se detectó una disminución de 885 hectáreas, es decir, de 15.900 hectáreas registradas en 2017 a 15.015 hectáreas en 2018, que también representa un decremento de 6%".

Dijo que el 34% restante se encuentra "en el trópico de Cochabamba, donde los cultivos de coca disminuyeron en 613 hectáreas, de 8.400 a 7.787 hectáreas, un decremento de 7%".

Rostan explicó también que se registró un incremento de cultivos de hoja de coca de 57% en el norte del departamento de La Paz, "donde los cultivos se incrementaron en 126 hectáreas, es decir, de 220 a 346 hectáreas".

Dijo que en 2018 la producción potencial de coca secada al sol se estimó en un mínimo de 33.400 toneladas métricas y un máximo de 41.600 toneladas métricas.

Precisó que ese cálculo está basado en los estudios realizados en 1993 por la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), en 2005 por la UNODC y en 2010 por el Estado Plurinacional de Bolivia.

El informe detectó la presencia de cultivos de coca en 6 de las 22 áreas protegidas a nivel nacional, complementó.

El representante la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga informó que se identificó una superficie total de 224 hectáreas de cocales, en las tres regiones productoras.

Remarcó que el Parque Nacional más afectado por el cultivo ilegal de cocales fue Carrasco, seguido por Cotapata, Apolobamba e Isiboro Sécure.

Dijo que esas cifras reflejan los principales hallazgos del último informe de monitoreo de cultivos de coca en Bolivia, realizado en el marco del Programa de Apoyo de la UNODC a la implementación del Plan de Acción de Coca del Estado boliviano, financiado por la Unión Europea.

UNODC: superficie cultivada con coca en Bolivia registró un decremento de 6% entre 2017 y 2018

UNODC: superficie cultivada con coca en Bolivia registró un decremento de 6% entre 2017 y 2018

El representante de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) en Bolivia, Thierry Rostan, informó el jueves que la superficie cultivada de coca en el país registró un decremento de 6% entre 2017 y 2018, en la presentación del XVI "Informe Anual de Monitoreo de Cultivos de Coca en Bolivia".

"Es una buena señal que este año se haya producido una reducción de la superficie cultivada de coca. Si bien se ha reportado una reducción del 6 por ciento, la superficie de cultivos de coca se mantiene por encima de lo que exige la Ley 906", explicó en un acto público que contó con la presencia del presidente, Evo Morales y otras autoridades.

Precisó que los resultados del monitoreo de cultivos de coca, entre 2017-2018 establecen que la superficie cultivada con coca registró un decremento de 1.400 hectáreas, de 24.500 a 23.100 hectáreas, es decir, un decremento de 6%.

Asimismo, informó que el 65% de la superficie total de cultivos de coca están en los Yungas, en La Paz, "donde se detectó una disminución de 885 hectáreas, es decir, de 15.900 hectáreas registradas en 2017 a 15.015 hectáreas en 2018, que también representa un decremento de 6%".

Dijo que el 34% restante se encuentra "en el trópico de Cochabamba, donde los cultivos de coca disminuyeron en 613 hectáreas, de 8.400 a 7.787 hectáreas, un decremento de 7%".

Rostan explicó también que se registró un incremento de cultivos de hoja de coca de 57% en el norte del departamento de La Paz, "donde los cultivos se incrementaron en 126 hectáreas, es decir, de 220 a 346 hectáreas".

Dijo que en 2018 la producción potencial de coca secada al sol se estimó en un mínimo de 33.400 toneladas métricas y un máximo de 41.600 toneladas métricas.

Precisó que ese cálculo está basado en los estudios realizados en 1993 por la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), en 2005 por la UNODC y en 2010 por el Estado Plurinacional de Bolivia.

El informe detectó la presencia de cultivos de coca en 6 de las 22 áreas protegidas a nivel nacional, complementó.

El representante la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga informó que se identificó una superficie total de 224 hectáreas de cocales, en las tres regiones productoras.

Remarcó que el Parque Nacional más afectado por el cultivo ilegal de cocales fue Carrasco, seguido por Cotapata, Apolobamba e Isiboro Sécure.

Dijo que esas cifras reflejan los principales hallazgos del último informe de monitoreo de cultivos de coca en Bolivia, realizado en el marco del Programa de Apoyo de la UNODC a la implementación del Plan de Acción de Coca del Estado boliviano, financiado por la Unión Europea.


MAS LEIDO