Mesa aceptará auditoría electoral de la OEA si Morales desconoce su victoria en Bolivia

El aspirante opositor a la presidencia de Bolivia, Carlos Mesa, afirmó que sólo aceptará una auditoría de la OEA de los comicios del 20 de octubre si el mandatario Evo Morales desconoce su victoria en primera vuelta.

De esa forma, Mesa respondió a un pedido del gobierno para sumarse a una auditoría del proceso electoral encabezada por la OEA, junto con delegados de Méxido, Paraguay y Perú.

Mesa dijo a periodistas en Santa Cruz (este) que planteaba una "contrapregunta" al gobierno: "Si está dispuesto a no aceptar el resultado del Tribunal Supremo Electoral" mientras se realice la auditoría y si le reconocerá un "carácter vinculante".

Sólo de esa manera -dijo- aceptará sumarse a la auditaría, como le solicitó más temprano el vicepresidente Álvaro García. Y agregó que aguardaba una respuesta del gobierno.

La auditoría fue planteada la semana pasada por Morales al secretario general de la OEA, Luis Almagro, después de que la oposición denunciara un fraude en las elecciones del domingo 20 en favor del mandatario y con complicidad con el Tribunal Electoral (TSE).

Un primer sistema de conteo rápido de votos del TSE anticipaba una segunda vuelta entre Morales y Mesa.

Pero luego mantuvo silencio por más de 20 horas sobre el avance del escrutinio, cambiando la tendencia a una victoria de Morales en primer ronda para luego proclamarlo ganador con 47,08% de los sufragios contra 36,51% para Mesa.

La ley boliviana atribuye la victoria en primera vuelta con más de 50% de los votos o con 40% y una ventaja de 10 puntos porcentuales sobre el segundo.

Almagro respondió de manera positiva y planteó un análisis integral y vinculante de los resultados de la auditoría, que aún no tiene fecha.

Mesa recordó que la propia misión de observadores de la OEA encontró en las elecciones "una irregularidad gigantesca" y "aspectos inaceptables", por lo cual sugirió la realización de un balotaje entre Morales y Mesa, propuesta que también apoya la Unión Europea y países como Estados Unidos, Colombia y Brasil.

Sobre las protestas -que ingresan a su segunda semana y que registran a diario esporádicos choques entre oficialistas y opositores- Mesa señaló que "la movilización del pueblo boliviano no se suspende, no se va a detener".

Mesa aceptará auditoría electoral de la OEA si Morales desconoce su victoria en Bolivia

Mesa aceptará auditoría electoral de la OEA si Morales desconoce su victoria en Bolivia

El aspirante opositor a la presidencia de Bolivia, Carlos Mesa, afirmó que sólo aceptará una auditoría de la OEA de los comicios del 20 de octubre si el mandatario Evo Morales desconoce su victoria en primera vuelta.

De esa forma, Mesa respondió a un pedido del gobierno para sumarse a una auditoría del proceso electoral encabezada por la OEA, junto con delegados de Méxido, Paraguay y Perú.

Mesa dijo a periodistas en Santa Cruz (este) que planteaba una "contrapregunta" al gobierno: "Si está dispuesto a no aceptar el resultado del Tribunal Supremo Electoral" mientras se realice la auditoría y si le reconocerá un "carácter vinculante".

Sólo de esa manera -dijo- aceptará sumarse a la auditaría, como le solicitó más temprano el vicepresidente Álvaro García. Y agregó que aguardaba una respuesta del gobierno.

La auditoría fue planteada la semana pasada por Morales al secretario general de la OEA, Luis Almagro, después de que la oposición denunciara un fraude en las elecciones del domingo 20 en favor del mandatario y con complicidad con el Tribunal Electoral (TSE).

Un primer sistema de conteo rápido de votos del TSE anticipaba una segunda vuelta entre Morales y Mesa.

Pero luego mantuvo silencio por más de 20 horas sobre el avance del escrutinio, cambiando la tendencia a una victoria de Morales en primer ronda para luego proclamarlo ganador con 47,08% de los sufragios contra 36,51% para Mesa.

La ley boliviana atribuye la victoria en primera vuelta con más de 50% de los votos o con 40% y una ventaja de 10 puntos porcentuales sobre el segundo.

Almagro respondió de manera positiva y planteó un análisis integral y vinculante de los resultados de la auditoría, que aún no tiene fecha.

Mesa recordó que la propia misión de observadores de la OEA encontró en las elecciones "una irregularidad gigantesca" y "aspectos inaceptables", por lo cual sugirió la realización de un balotaje entre Morales y Mesa, propuesta que también apoya la Unión Europea y países como Estados Unidos, Colombia y Brasil.

Sobre las protestas -que ingresan a su segunda semana y que registran a diario esporádicos choques entre oficialistas y opositores- Mesa señaló que "la movilización del pueblo boliviano no se suspende, no se va a detener".


MAS LEIDO

  • Semana

  • Mes

  • Todas