Áñez lamenta muertes en El Alto y pone a disposición gabinete para ir al diálogo

La presidenta de transición, Jeanine Áñez, lamentó ayer jueves los decesos en la ciudad de El Alto y puso a disposición el gabinete en pleno para instalar el diálogo, además pidió el acompañamiento de la Iglesia y de organismos internacionales.

"Pongo a disposición el gabinete en pleno para comenzar a dialogar inmediatamente y pido acompañar este encuentro a organismos internacionales y también a la Iglesia", dijo en un mensaje al país.

La mandataria lamentó "desde el corazón" la muerte de los vecinos de la urbe alteña y pidió a los bolivianos unirse para construir juntos la Bolivia por la que se está luchando, para que "nunca un boliviano esté encima de otro".

Ayer, grupos violentos atacaron las instalaciones de la Planta de Senkata, derribaron una pared y se llevaron garrafas de GLP, además quemaron vehículos de la estatal petrolera.

Esos hechos ocurrieron tras un operativo combinado entre policías y militares que permitió trasladar cisternas y camiones con GLP desde la Planta de Senkata hasta la ciudad de La Paz.

El saldo fue ocho personas fallecidas, cuyos familiares y un gran número de vecinos marcharon esta jornada a la sede de Gobierno con los féretros en hombros.

Grupos en El Alto rechazan la presidencia de Áñez y se resisten a aceptar la renuncia del expresidente Evo Morales, actualmente asilado en México, por lo que bloquearon el ingreso a la planta de YPFB.

Áñez lamenta muertes en El Alto y pone a disposición gabinete para ir al diálogo

Áñez lamenta muertes en El Alto y pone a disposición gabinete para ir al diálogo

La presidenta de transición, Jeanine Áñez, lamentó ayer jueves los decesos en la ciudad de El Alto y puso a disposición el gabinete en pleno para instalar el diálogo, además pidió el acompañamiento de la Iglesia y de organismos internacionales.

"Pongo a disposición el gabinete en pleno para comenzar a dialogar inmediatamente y pido acompañar este encuentro a organismos internacionales y también a la Iglesia", dijo en un mensaje al país.

La mandataria lamentó "desde el corazón" la muerte de los vecinos de la urbe alteña y pidió a los bolivianos unirse para construir juntos la Bolivia por la que se está luchando, para que "nunca un boliviano esté encima de otro".

Ayer, grupos violentos atacaron las instalaciones de la Planta de Senkata, derribaron una pared y se llevaron garrafas de GLP, además quemaron vehículos de la estatal petrolera.

Esos hechos ocurrieron tras un operativo combinado entre policías y militares que permitió trasladar cisternas y camiones con GLP desde la Planta de Senkata hasta la ciudad de La Paz.

El saldo fue ocho personas fallecidas, cuyos familiares y un gran número de vecinos marcharon esta jornada a la sede de Gobierno con los féretros en hombros.

Grupos en El Alto rechazan la presidencia de Áñez y se resisten a aceptar la renuncia del expresidente Evo Morales, actualmente asilado en México, por lo que bloquearon el ingreso a la planta de YPFB.


MAS LEIDO

  • Semana

  • Mes

  • Todas