La presidenta Jeanine Áñez participaba este martes por la mañana en una reunión con  pastores y líderes de las iglesias cristianas evangélicas en Bolivia en un céntrico hotel de La Paz.

"La oración de todos los bolivianos es lo que nos ha permitido avanzar en esta situación tan difícil (que pasó el país) y de la mano de Dios estamos avanzando", dijo la mandataria al ingresar al evento.

En ese desayuno trabajo también partipan ministros de Estado, asambleístas nacionales y otras altas autoridades.


MAS LEIDO