La ministra de Culturas y Turismo, Martha Yujra, y el asesor jurídico de esa cartera de Estado, Federico Apaza, intervinieron ayer jueves la Empresa Estatal Boliviana de Turismo (Boltur), por denuncias de terciarización en contratos para viajes al exterior, entre otras irregularidades.

"Ha habido una denuncia acerca de que se estaría tercerizando algunos servicios de turismo hacia el exterior y eso (es) lo que vamos a determinar con la auditoría externa (...) eso es un poco lo que podemos adelantarles sobre esta intervención", indicó Apaza a los periodistas.

Explicó que Boltur ofrecía viajes al exterior del país, como a Tierra Santa en Israel o al Caribe, y compraba paquetes a la empresa privada para que venderlos como suyos, con lo que hacía una competencia desleal a otras empresas de turismo.

Apaza señaló que Boltur fue creada para fomentar el turismo interno en los nueve departamentos del país, lo cual dijo no se estaba cumpliendo, ya que se pudo determinar un daño económico al Estado, aunque no dijo el monto, porque al terciarizar servicios, ese dinero que debía entrar al erario nacional se iba solo hacia la empresa privada.

Agregó que una vez realizada la autoría externa se verá si el caso pasa al ámbito penal o administrativo.

Asimismo, aclaró que a pesar de haber intervenido las oficinas de Boltur, la empresa seguirá funcionando de manera normal, ya que el viernes un notario de Fe Pública se apersonará hasta el lugar para verificar y anotar la documentación existente en el lugar, y la parte operativa continuará trabajando.

"El personal operativo podrá ingresar a las oficinas para continuar con su trabajo, pero se ha cesado en sus funciones a la parte ejecutiva y a la parte de la gerencia financiera y otros", aclaró.

Por su parte, la viceministra de Turismo, Katherine Kohler, explicó que se vieron en la obligación de hacer esa intervención tomando en cuenta la serie de indicios de corrupción y denuncias que se recibieron en contra de esa repartición estatal.

"Estamos en Boltur porque hemos recibido una serie de denuncias sobre el manejo económico de la institución que tenía el Estado, es así que hemos venido con los abogados para poder solicitar una auditoria y que nos muestren el daño económico que ha habido en esta institución", señaló.

A su turno, la gerente ejecutiva de Boltur, Lourdes Omoya, dijo que la intervención realizada por el Ministerio de Culturas fue "totalmente sorpresiva" y afirmó que la empresa se manejó de manera transparente.

"No tenemos idea de lo que está pasando, estamos esperando la denuncia o qué es lo que están haciendo, y una vez conocido eso vamos a ver qué se va a hacer, seguramente es por denuncias, pero eso lo tienen que comprobar, porque Boltur se ha manejado de una manera totalmente transparente", indicó.


MAS LEIDO

  • Semana

  • Mes

  • Todas