La presidenta Jeanine Áñez promulgó ayer lunes la Ley 1270 Excepcional de Prórroga del Mandato Constitucional de Autoridades Electas, que evita el vacío de poder en el país, debido a que en dos días fenecía el mandato de las actuales autoridades nacionales.

"Saludo la decisión de aprobar esta ley en el seno de la ALP en consenso con todas las fuerzas políticas como muestra del fortalecimiento democrático. El pueblo espera con ansias que todas sus autoridades estatales respondan a la confianza depositada para cumplir con los objetivos de pacificación, transición y gestión", dijo en un acto que se realizó en Palacio de Gobierno, en La Paz.

La mandataria señaló que el país se vio en la necesidad de ejecutar ese "imprescindible acto legal" para evitar que la institucionalidad democrática se sumerja en la inseguridad, luego de develarse el "monumental fraude electoral" montado por el Movimiento Al socialismo (MAS).

Puntualizó que la aplicación de la Ley 1270 se cumple en estricto apego al ordenamiento constitucional, principio bajo el cual se actuó para mantener la vigencia de la Ley Fundamental y de los Órganos del Estado.

La ley promulgada establece la independencia de los órganos del Estado, por lo que Áñez calificó de "inconcebible" que se busque que el Ejecutivo desarrolle funciones de cualquier otro órgano del Estado.

Señaló que el ejercicio de los poderes del Estado, en esta coyuntura, no puede reducirse únicamente a la realización de las elecciones generales del próximo 3 de mayo.

"Por tanto, resulta ineludible el debido funcionamiento de todos los poderes del Estado, siguiendo el sistema de pesos y contrapesos que nos permite el ejercicio democrático equilibrado (...) la concentración del poder en uno sólo de los poderes del Estado es un acto antidemocrático y anticonstitucional", dijo.

La presidenta exhortó a que todas las autoridades electas, en pleno ejercicio, respondan a las expectativas de la población boliviana de pacificación hasta concretar el objetivo mayor que es "la reconciliación entre los bolivianos".

La promulgación de la Ley 1270 contó con la presencia de la presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, y el ministro de la Presidencia Yerko Núñez.


MAS LEIDO