El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, ratificó este miércoles que el expresidente Evo Morales debe ser procesado por delitos electorales cometidos en los comicios del 20 de octubre del pasado año, cuando se verificó un fraude que obligó a la anulación de esas elecciones.

"Corresponde que se siga un proceso judicial porque en Bolivia hemos vivido un fraude electoral que ha ocasionado muchos problemas y enfrentamiento ente bolivianos", dijo en conferencia de prensa.

Núñez explicó que el fraude electoral "montado" por el Movimiento Al socialismo (MAS) se inició el 21 de febrero de 2016 cuando se sobrepasó la decisión del pueblo que en referendo convocado por el exmandatario Evo Morales rechazó su reelección.

Indicó que a consecuencia de las acciones del Gobierno del MAS se produjo una situación que afectó a la justicia y el desempeño del aparato público, situación en la que el Gobierno de la presidenta Jeanine Áñez trabaja para reparar los daños.

"El Gobierno está trabajando en la pacificación, gestión y realizar unas elecciones trasparentes porque no se puede paralizar el aparato del Estado", señaló.

Por su parte, el expresidente de Comité Cívico Pro Santa Cruz, Branko Marinkovic, luego de reunirse con Núñez, afirmó que Morales debe ser sancionado en el marco de la independencia del Órgano Judicial.

Aclaró que los pedidos de procesar a Morales y evitar su participación en los próximos comicios electorales, tal como planteó el ente cívico cruceño, son actos enmarcados en "la buena fe de la democracia" que busca "evitar" a una persona que hizo daño al país.

 


MAS LEIDO