A través de un comunicado oficial, Cancillería informó ayer miércoles que el Gobierno boliviano no se pronunciará sobre las conclusiones de la investigación interna realizada por el Ministerio de Asuntos Exteriores de España, Unión Europea y Cooperación, acerca del incidente diplomático de diciembre de 2019 en la fallida incursión de un grupo de agentes españoles a la residencia de la embajadora de México en La Paz, hasta que no reciba la información por conductos oficiales.

"El Gobierno de Bolivia no emitirá ningún pronunciamiento sobre las conclusiones de la investigación interna del Ministerio de Asuntos Exteriores de España, Unión Europea y Cooperación, sobre el incidente diplomático registrado en diciembre de 2019, mientras no se reciba por conductos oficiales la información", cita el documento.

El pasado 27 de diciembre de 2019, agentes encapuchados del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de España intentaron ingresar a la residencia de la embajadora de México en La Paz, lugar donde se asilan políticos y exfuncionarios afines al MAS, bajo el argumento de que se trataba de una "visita de cortesía" a sus pares mexicanos.

Los miembros del GEO fueron filmados por vecinos del lugar, quienes denunciaron su intento de incursión y posterior huida del lugar. El caso generó impases diplomáticos entre España, México y Bolivia, debido a que se denunció que los agentes españoles tenían la intención de sacar a los asilados del MAS de la residencia de la embajadora mexicana.

Dos meses después del hecho, el Gobierno español rechazó aquellas acusaciones y calificó la operación de los agentes del GEO como un "desayuno de cortesía".

Ante ello, el Gobierno boliviano, a través de la Cancillería, manifestó que "deja en claro que continuará defendiendo con firmeza su soberanía, así como la no injerencia en asuntos internos", y que "por eso no permitirá que ningún Estado extranjero movilice fuerzas de élite con personas con el rostro cubierto por territorio boliviano".

En esa línea, el Ministerio de Relaciones Exteriores expresó que el Estado boliviano "ratifica su deseo de mantener buenas relaciones con la comunidad internacional, así como con los Estados de la Unión Europea (UE), incluida España".

"Ello en el marco de los principios generales del derecho internacional y la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas", cita el comunicado.


MAS LEIDO

  • Semana

  • Mes

  • Todas