El “Plan Trabajo” anunciado este viernes por el Gobierno prevé generar 600.000 empleos directos e indirectos en las áreas de salud, barrios y en el campo. La presidenta Jeanine Áñez también convocó a la Central Obrera Boliviana (COB) a tomar parte del proyecto de reactivación de la economía nacional, cuyo objetivo primario es mantener la estabilidad laboral e impulsar más empleos, posterior a la pandemia del coronavirus.

"He pedido a mi Gabinete un plan amplio para crear empleo masivo a partir el mes de junio, un plan que sirva de inicio a la recuperación económica que impulsaremos tras la crisis del virus, ese plan se llamará el Plan Trabajo y tendrá como meta beneficiar a 600.000 personas de manera directa o indirecta", explicó Áñez, en un mensaje al país.

Áñez destacó la tarea histórica de la COB y para ello convocó a trabajar en “una agenda de común basada en el pliego petitorio”, una solicitud que es postergada por la crisis del COVID-19.

“Quiero proponer a la COB que tome parte activa del proyecto para reactivar la economía, después del COVID-19”, señaló la mandataria y añadió que el objetivo es de conservar la estabilidad laboral de los trabajadores y, posterior a ello, llegar a “impulsar más empleos”.

Acerca del plan de empleo, dijo, consiste en la generación de fuentes laborales como la refacción de centros de salud en obras de construcción. “En los próximos meses vamos a crear empleos construyendo e impulsando obras para la salud”, indicó.

Además de los barrios, con el mejoramiento de aceras de la viviendas, de alcantarillados, engocetados, otros. Áñez detalló que la mano de obra nacerá “del propio vecindario” para los barrios y para salud.

Pero el mensaje por el Día del Trabajo, la iniciativa de generar empleos tiene alcance a las comunidades, con la construcción de caninos empedrados “entre una comunidad y otra” y con “mano de obra de la comunidad”.

La mandataria, además, agregó que impulsaran al sector de la agropecuaria de occidente y oriente, con el mejoramiento de la genética de los camélidos a través de la aplicación de nuevas tecnologías para la agricultura.

“Permita competir mejor y ampliar los mercados fuera de nuestras fronteras”, añadió Áñez.


MAS LEIDO