Caso Respiradores: Pericia policial revela que Humérez se contactó con Morales y Andrónico; y Valenzuela con Montaño

Un trabajo pericial hecho por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) reveló que Luis Fernando Humérez, conocido como el "testigo clave" en el caso de la compra irregular de 170 respiradores españoles, se contactó en reiteradas oportunidades, este año, con Evo Morales, Andrónico Rodríguez y altos dirigentes del Movimiento Al Socialismo (MAS).

El director de la Felcc, Iván Rojas, explicó que luego de realizar la pericia forense al celular de Humérez, se detectó que desde ese aparato telefónico se realizaron y recibieron 5.800 llamadas, entre el 1 de enero y el 19 de mayo de este año, y el diagrama de ese flujo reveló la existencia de 50 llamadas salientes a Andrónico Rodríguez, y tres entrantes por parte del vicepresidente de las seis federaciones del Trópico de Cochabamba.

"El señor Humérez realiza 50 llamadas al señor Andrónico Rodríguez, vicepresidente de las seis federaciones del Trópico y el señor Andrónico Rodríguez le realiza tres llamadas a Humérez", informó Rojas, en un informe al país, en compañía del ministro de Gobierno, Arturo Murillo, transmitido por Bolivia Tv.

En el lapso de tiempo anterior al 4 de mayo de este año -según Rojas- el señor Humérez también llamó en 19 oportunidades al expresidente Evo Morales, y recibió 10 llamadas por parte del exmandatario, refugiado actualmente en Argentina.

El trabajo pericial detectó que Humérez también se comunicó este año, en reiteradas oportunidades, con el exministro de Gobierno, Carlos Romero; el vicepresidente del MAS en Cochabamba, Orlando Zurita; la gobernadora cochabambina, Esther Soria; el exalcalde de Colcapirhua, Mario Severich y el alcalde de Cliza, Walter Illanes.

Humérez también se habría contactado, mediante llamadas, con el exministro de Salud, Aníbal Cruz, el abogado de Gabriela Zapata, Walter Zuleta y el principal implicado en el denominado "caso respiradores", Fernando Valenzuela, conocido como "el hombre de confianza" de la exministra, Gabriela Montaño.

El director de la Felcc también informó que se hizo el mismo procedimiento con el celular de Fernando Valenzuela, en el que se encuentró una carpeta oculta con una serie de conversaciones, vía Whatsapp, con una funcionaria del Ministerio de Salud y el cónsul de Bolivia en Barcelona, David Alberto Parejas.

Rojas relató que el 8 de marzo, dos meses antes del escándalo, se registró una conversación entre Valenzuela y Carlos Rodrigo Montaño Viaña, hermano de la exministra, Gabriela Montaño.

En ese chat, Carlos Montaño le dice a Valenzuela: "tenemos un huevo de cosas que hablar, pero al menos de dos", más tarde insiste y le precisa que uno "es un tema personal".

En esa charla, Valenzuela le dice: "Hermano, estoy jodido, han intervenido mi teléfono, tienen sospechas jodidas" y advierte que el Gobierno está muy cerca de descubrir que "aún sigo en contacto".

Luego, Valenzuela y Gabriela Montaño intercambiaron llamadas perdidas de ida y vuelta por Whatsapp, lo que hace presumir que eran una suerte de códigos secretos para trasladar la comunicación a una plataforma difícil de rastrear, como el Telegram.

También por Whatsapp, Valenzuela habló con el entonces director de la Aisem, Geovani Pacheco; el ex ministro de Salud, Marcelo Navajas; y Luis Fernando Humérez, conocido como el "testigo clave".

En ese contexto, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, afirmó que los resultados del estudio pericial evidencian que el denominado caso de corrupción por la compra irregular de respiradores españoles, es más bien una conspiración contra el gobierno de la presidente Jeanine Áñez, digitado por el MAS.

"Saquen ustedes sus propias conclusiones. Nosotros trabajaremos para que exista trasparencia en nuestro pueblo. Más que corrupción, es una conspiración", aseveró.

Caso Respiradores: Pericia policial revela que Humérez se contactó con Morales y Andrónico; y Valenzuela con Montaño

Caso Respiradores: Pericia policial revela que Humérez se contactó con Morales y Andrónico; y Valenzuela con Montaño

Un trabajo pericial hecho por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) reveló que Luis Fernando Humérez, conocido como el "testigo clave" en el caso de la compra irregular de 170 respiradores españoles, se contactó en reiteradas oportunidades, este año, con Evo Morales, Andrónico Rodríguez y altos dirigentes del Movimiento Al Socialismo (MAS).

El director de la Felcc, Iván Rojas, explicó que luego de realizar la pericia forense al celular de Humérez, se detectó que desde ese aparato telefónico se realizaron y recibieron 5.800 llamadas, entre el 1 de enero y el 19 de mayo de este año, y el diagrama de ese flujo reveló la existencia de 50 llamadas salientes a Andrónico Rodríguez, y tres entrantes por parte del vicepresidente de las seis federaciones del Trópico de Cochabamba.

"El señor Humérez realiza 50 llamadas al señor Andrónico Rodríguez, vicepresidente de las seis federaciones del Trópico y el señor Andrónico Rodríguez le realiza tres llamadas a Humérez", informó Rojas, en un informe al país, en compañía del ministro de Gobierno, Arturo Murillo, transmitido por Bolivia Tv.

En el lapso de tiempo anterior al 4 de mayo de este año -según Rojas- el señor Humérez también llamó en 19 oportunidades al expresidente Evo Morales, y recibió 10 llamadas por parte del exmandatario, refugiado actualmente en Argentina.

El trabajo pericial detectó que Humérez también se comunicó este año, en reiteradas oportunidades, con el exministro de Gobierno, Carlos Romero; el vicepresidente del MAS en Cochabamba, Orlando Zurita; la gobernadora cochabambina, Esther Soria; el exalcalde de Colcapirhua, Mario Severich y el alcalde de Cliza, Walter Illanes.

Humérez también se habría contactado, mediante llamadas, con el exministro de Salud, Aníbal Cruz, el abogado de Gabriela Zapata, Walter Zuleta y el principal implicado en el denominado "caso respiradores", Fernando Valenzuela, conocido como "el hombre de confianza" de la exministra, Gabriela Montaño.

El director de la Felcc también informó que se hizo el mismo procedimiento con el celular de Fernando Valenzuela, en el que se encuentró una carpeta oculta con una serie de conversaciones, vía Whatsapp, con una funcionaria del Ministerio de Salud y el cónsul de Bolivia en Barcelona, David Alberto Parejas.

Rojas relató que el 8 de marzo, dos meses antes del escándalo, se registró una conversación entre Valenzuela y Carlos Rodrigo Montaño Viaña, hermano de la exministra, Gabriela Montaño.

En ese chat, Carlos Montaño le dice a Valenzuela: "tenemos un huevo de cosas que hablar, pero al menos de dos", más tarde insiste y le precisa que uno "es un tema personal".

En esa charla, Valenzuela le dice: "Hermano, estoy jodido, han intervenido mi teléfono, tienen sospechas jodidas" y advierte que el Gobierno está muy cerca de descubrir que "aún sigo en contacto".

Luego, Valenzuela y Gabriela Montaño intercambiaron llamadas perdidas de ida y vuelta por Whatsapp, lo que hace presumir que eran una suerte de códigos secretos para trasladar la comunicación a una plataforma difícil de rastrear, como el Telegram.

También por Whatsapp, Valenzuela habló con el entonces director de la Aisem, Geovani Pacheco; el ex ministro de Salud, Marcelo Navajas; y Luis Fernando Humérez, conocido como el "testigo clave".

En ese contexto, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, afirmó que los resultados del estudio pericial evidencian que el denominado caso de corrupción por la compra irregular de respiradores españoles, es más bien una conspiración contra el gobierno de la presidente Jeanine Áñez, digitado por el MAS.

"Saquen ustedes sus propias conclusiones. Nosotros trabajaremos para que exista trasparencia en nuestro pueblo. Más que corrupción, es una conspiración", aseveró.


MAS LEIDO

  • Semana

  • Mes

  • Todas