El rastrillaje "casa por casa" de búsqueda activa de casos de COVID-19, realizado este domingo por personal del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz en la zona El Rosal, registró 23 personas infectadas con el virus a través de la realización de pruebas a un total de 120 personas sospechosas.

"Se abarcó 52 manzanos, 1.040 viviendas, con un estimado de 7.850 habitantes, encontrándose 120 casos sospechosos, de los cuales 23 dieron positivo y se les realizó la prueba PCR", informó Marcela Flores, coordinadora del área metropolitana del Sedes.

Añadió que 12 brigadas de un centro de salud realizaron el rastrillaje en la zona mencionada junto al personal del municipio de La Paz.

En estas jornadas de rastrillaje se evidenció a muchas personas que confunden un resfrío con síntomas de COVID-19, por lo que Flores recordó que los síntomas de esta nueva enfermedad son tos seca sin flema, fiebre permanente, dolor de garganta, diarrea, pérdida de olfato y gusto.

Asimismo, reiteró que, para evitar una mayor propagación del coronavirus, lo más importante es mantener el distanciamiento entre personas (de 1,5 metros a 2 metros), además del uso obligatorio de barbijo y el lavado constante de las manos con jabón.

A su vez recomendó que aquellos casos positivos no deberían salir de su domicilio, siendo lo mejor aislarse en casa, porque si salen diseminan más el virus.

Indicó que en caso que en el núcleo familiar se tenga un caso positivo, la persona infectada debe aislarse en una habitación y mejor si cuenta con baño privado.

Mientras la persona encargada del alimento debe dejar los productos en una bandeja y se debe realizar la desinfección diaria de superficies con lavandina.


MAS LEIDO