El Gobierno determinó habilitar este martes la clínica cubana "El Colaborador", ubicada en Achumani al sur de la ciudad de La Paz, para atender al personal de salud que resulte afectado por el coronavirus COVID-19, en el ejercicio de sus funciones.

La acción fue asumida luego de que la noche del lunes los ministros de Gobierno, Arturo Murillo, y de Defensa e interino de Salud, Fernando López, inspeccionaron esa infraestructura y verificaron que está en óptimas condiciones, respecto a equipamiento y funcionamiento.

"Por instrucción de la Presidenta (Jeanine Áñez), estará al servicio de quienes más están sufriendo y nos están salvando la vida a todos nosotros. Esos ángeles de blanco que están muriendo y no tienen dónde hacerse atender, es una vergüenza", dijo Murillo, a tiempo de cuestionar que el sistema de salud nacional estuvo abandonado durante 14 años, en el Gobierno del MAS.

La tarde de este martes, Murillo y López, junto a representantes de la Caja Nacional de Salud (CNS) y del Viceministerio de Salud, hicieron pública la decisión de habilitar esa clínica.

El centro hospitalario de tercer nivel tiene una capacidad para al menos 50 camas y atenderá al personal de salud que haya contraído el COVID-19.

Murillo no detalló en qué calidad se habilitaron esas instalaciones y señaló que los temas legales se verán luego.

En marzo, la exministra de Salud, Ariana Campero, a través de su Twitter, afirmó que esos predios son "propiedad de la Embajada Cubana" y que en ese lugar se atendían a los mismos médicos cubanos que prestaban sus servicios en Bolivia y a otros pacientes.

Según Murillo, la clínica operará en 10 días, mientras se designa al personal de salud y a otros funcionarios que se harán cargo del centro.

El hospital "El Colaborador", estaba destinado a atender a la cúpula del MAS, aspecto que fue revertido ante la emergencia por la pandemia, afirmó Murillo, al precisar que este centro de salud será parte de los hospitales COVID-19.

La clínica atendió en al menos dos oportunidades al expresidente Evo Morales, según una publicación del diario Página Siete.

El lugar está equipado con camas de cinco movimientos para terapia intensiva, respiradores, equipos de tomografía, rayos X móviles, hidromasajes, generador de energía propio, además de una de una suite, con sauna privado, gimnasio privado, detalló el Ministro de Gobierno.

El hospital "El Colaborador" cuenta también con equipos modernos de laboratorio para hemodiálisis.

"Este hospital de billones es un insulto a la pobreza de los bolivianos. Se hizo canchas para los pobres y hospitales para los jerarcas (...), todos los bolivianos hemos pagado los lujos de la cúpula masista, todo se pagó con dinero de los bolivianos", cuestionó la autoridad.


MAS LEIDO