El interventor de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS), Humberto Claure, afirmó este miércoles que la calidad del agua potable que es distribuida al área metropolitana de La Paz está garantizada y certificada a nivel nacional e internacional.

Claure hizo esa aclaración después que el Instituto de Investigaciones Fármaco Bioquímicas de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) recomendó no beber agua del grifo por la supuesta presencia de bacterias.

"Queremos dar tranquilidad a todos nuestros usuarios, que son más de 415.000. Queremos decir que EPSAS garantiza totalmente la distribución del agua potable (...), nuestra agua potable es bebible", dijo en una conferencia de prensa.

Claure explicó que el laboratorio de EPSAS está acreditado por el Instituto Boliviano de Metrología (IBMETRO) con 26 accesiones de medición de calidad y un estudio mensual de 241 muestras de agua.

"Podemos decir del reporte de diciembre que el 100 por ciento de las muestras dio conformidad con la norma boliviana para determinar si el agua es potable o no", señaló.

Claure también destacó que, en 2018, EPSAS y sus laboratorios fueron acreditados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Asociación Internacional del Agua (IWA), después de un año de evaluación, convirtiendo a esa institución en la "primera empresa boliviana en tener este certificado".

En cambio, "quienes han estado difundiendo esta información para alarmar a la población, entiendo el Instituto de Investigaciones Fármaco Bioquímicas de la UMSA, no tiene ni un solo parámetro acreditado. Lo que nosotros pedimos es que quien nos califique tengan la misma acreditación que nosotros para tener confianza", remarcó.

MAS LEIDO

  • Semana

  • Mes

  • Todas