La directora regional de la Autoridad de Fiscalización del Juego (AJ), María del Carmen Castelo, informó el martes que el personal de esa entidad intervino una casa de juego ilegal en la ciudad de Cochabamba y decomisó 12 máquinas tragamonedas.

"Se ha hecho el decomiso de diez máquinas en funcionamiento y dos máquinas que estaban ya para instalar", dijo a los periodistas.

Explicó que el negocio ilícito fue ubicado en un inmueble ubicado en la acera este de la calle Adela Zamudio, casi esquina Pulacayo, en el sector norte de la ciudad de Cochabamba.

Mencionó que el local ilegal fue intervenido por denuncias sobre su funcionamiento recibidas por la AJ en los últimos días.

Sostuvo en el negocio ilícito se encontró también a varias personas, quienes jugaban a puertas cerradas y serían clientes consuetudinarios.

"Lo que nos llama la atención es que estamos cerca de un colegio, donde hay estudiantes, hay menores de edad. Aquí en la casa contigua hay menores de edad. Lo que nos preocupa es la inseguridad que se estaba brindando a nuestros niños", acotó.

Manifestó que los propietarios del negocio ilícito tendrán que pagar una multa de cerca de 11.000 bolivianos por cada máquina secuestrada.

La autoridad de la AJ añadió que el dueño de la casa dijo que desconocía el uso ilegal del inmueble y que sólo lo dio en alquiler por dos meses.

"Estos negocios alquilan casas para dos meses, un mes funcionan, y se van trasladando de lugar a lugar", concluyó.

Según datos oficiales, la AJ secuestró más de 700 máquinas de juegos a nivel nacional por medio de 47 intervenciones realizadas a negocios ilegales.

Últimas noticias

MAS LEIDO

  • Semana

  • Mes

  • Todas