El Ministro de Obras Públicas, Iván Arias y el Viceministro de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, Guido Melgar, anunciaron ayer lunes que analizan activar un proceso penal en contra del alcalde de Patacamaya, Tiburcio Choque y algunos "pasantes" por realizar una fiesta patronal, pese a las restricciones dispuestas por el Gobierno central para evitar la propagación del coronavirus (COVID-19). En dicha festividad una persona de la tercera edad, se contagió y falleció.

"Hemos hablado nosotros con los dos pasantes, han sido claros en decir, que no solamente el alcalde no les informó la prohibición, sino que participó en la fiesta", manifestó el viceministro de Transparencia en Bolivia TV.

Del 12 al 14 de marzo, las pasantes de la festividad de San José organizaron una fiesta en el pueblo con grupos musicales de Perú, Chile y algunas agrupaciones nacionales, ese evento masivo habría desencadenado en el contagio del coronavirus y una víctima fatal.

El viceministro explicó que en esos días estaba vigente la normativa decretada por la Presidenta Jeanine Áñez por la cual las personas no podían salir en horas de la tarde y prohibía las aglomeraciones. Ante ese panorama, el alcalde tenía la obligación de suspender esa fiesta.

"Nosotros estamos en las investigaciones, viendo un perfil de iniciarle un proceso penal al alcalde de Patacamaya por el delito de atentado contra la salud pública; y, no nos olvidemos que justamente, producto de esa fiesta, una persona se contagió ahí y falleció", manifestó.

Por su parte, el ministro Iván Arias dijo que fueron a ver a los pasantes para que proporcionen la lista de las personas que participaron en la fiesta, de esa forma hacer el seguimiento epidemiológico y evitar la propagación del coronavirus.

"Los pasantes no están exentos, es decir, aquí hay una autoridad que tiene que cumplir, pero los pasantes son los que también tienen su parte y toda la gente que participó, el pueblo hoy está perdiendo dinero, el pueblo hoy está paralizado por culpa de gente que prefiere divertirse, antes que hacer caso a las normas", refirió la autoridad.

Calificó de peligrosa e irresponsable la decisión de organizar dicha fiesta y destacó que, ante esta situación, la población haya tomado conciencia y cumpla con una cuarentena estricta.

La noche del pasado domingo UMEC-YPFB entregó a la Gobernación de Santa Cruz, un lote de 900 trajes de bioseguridad para el personal médico en el departamento, 2.200 trajes de bioseguridad, 1.300 barbijos especializados y 1.000 lentes de protección.

Adicionalmente concluyó el equipamiento de 12 consultorios móviles donde se harán las pruebas moleculares de casos sospechosos en todo el país.

MAS LEIDO