El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, denunció este martes que un consorcio de jueces y abogados está detrás de las "extrañas" medidas que se tomaron sobre la situación jurídica del excoronel de la Policía, Gonzalo Medina, quien está preso por su vínculo con el narcotraficante Pedro Montenegro y también se encuentra investigado por el caso Eurochronos.

Explicó que, inicialmente, el pasado 27 de marzo se llevó una audiencia en un tribunal de garantías de Santa Cruz, donde Medina fue beneficiado con "libertad para que se pueda ir a su casa sin guardias ni ninguna seguridad".

Entonces, el sábado, el Ministerio de Gobierno presentó una denuncia contra los jueces del mencionado tribunal, Ismael Burgos Olmos y Lilian Zabala Zambrana, además del abogado del imputado, Walter Julio Suárez Chávez, por el delito de consorcio de jueces, fiscales, policías y abogados.

Y "extrañamente" -según el ministro Murillo-  el mismo día y habilitando horas extraordinarias, los mismos jueces que le dieron la libertad a Medina, también decidieron quitarle esa condición.

"Además el señor Suárez Chávez, apenas nosotros metimos la denuncia (por consorcio) ante el Ministerio Público, sacó un mensaje en twitter indicando que el Ministerio de Gobierno lo persigue, eso demuestra de que hay nexos y contactos con miembros del Ministerio Público", manifestó.

Asimismo, "nos enteramos que el abogado Suarez tiene una vinculación directa con el doctor Jerjes Justiniano, trabajan en el mismo buffet, hay varios casos que llevan en conjunto y firma Suárez", remarcó Murillo, a tiempo de asegurar que hasta algunos periodistas estarían metidos en ese grupo.

El excoronel Medina fue trasladado el pasado fin de semana de la ciudad de Santa Cruz a La Paz para que sea recluido en la cárcel de Chonchocoro, después de que un sistema de inteligencia reportó que gente vinculada al narcotráfico planificaba acabar con su vida.

MAS LEIDO

  • Semana

  • Mes

  • Todas