El subteniente Pablo Daniel Aracena es el segundo funcionario de la Policía Boliviana víctima del COVID-19, informó este sábado el Comando General de la institución. Arturo Murillo, ministro de Gobierno, anunció que el oficial fue ascendido al grado inmediato de “Teniente a título póstumo”.

La presidente Jeanine Áñez, enterada de la pérdida del uniformado del Verde Olivo, se solidarizó con la familia del “Teniente Aracena”. “Un héroe de la Policía que ha fallecido luchando por la salud de los bolivianos. Vamos a cuidar de su familia”, escribió en su cuenta de Twitter.

“Amigo y camarada que ofrendó su vida en aras del sagrado cumplimiento del deber en la lucha contra la pandemia mundial del COVID19” (sic), reseña el comunicado de la institución policial.

Ante esta nueva pérdida de un oficial de la Policía, Murillo anunció el ascenso póstumo al grado de Teniente. “Mi homenaje a este héroe. Cuidaremos de su familia”, escribió la autoridad mediante Twitter.

ARACENA es el segundo policía fallecido a causa del COVID-19, después del sargento Filomeno Choquehuanca, el pasado mes de abril.

El Comando General de la Policía Boliviana expresó sus condolencias a la familia del “Teniente Aracena”, “oficial de la Promoción 2016”.

El último reporte de la Policía Boliviana indica que la cifra de policías que padecen la nueva enfermedad, a nivel país, llega a los 55 afectivos hasta el jueves pasado.

MAS LEIDO