El alcalde de La Paz, Luis Revilla, advirtió ayer jueves que quienes incumplan con las medidas de bioseguridad serán sancionados con el pago de 250 Unidades de Fomento a la Vivienda (UFV) que en bolivianos equivale a 580 bolivianos al tipo de cambio de esta jornada.

"La sanción para las personas que incumplan las medidas de bioseguridad como, por ejemplo, no portar el barbijo es de 250 UFV que al cambio del día de hoy equivalen a 580 bolivianos", dijo a los periodistas.

Revilla consideró que es bueno que los ciudadanos paceños consideren esta multa que para muchos será considerada "alta" y que en caso de no poderla cancelar deberán realizar trabajos comunitarios en beneficio de la sociedad.

Entre los trabajos comunitarios se contempla limpiar y fumigar calles, centros educativos o de infraestructuras municipales, ornamentación, jardinería u otra actividad en beneficio de la comunidad "sin poner en riesgo su salud por supuesto", a días de flexibilizarse la cuarentena en la ciudad de La Paz.

La Alcaldía de La Paz aprobó cuatro normativas sectoriales que establecen el cumplimiento obligatorio de medidas de bioseguridad, de modo que el proceso de reactivación económica no ponga en riesgo la salud pública.

Precisó que estas normas que permiten reanudar el servicio del transporte público, el expendio de alimentos para llevar, del comercio y otra de responsabilidad ciudadana, si se cumplen a cabalidad contrarrestará el contagio del coronavirus COVID-19.

MAS LEIDO

  • Semana

  • Mes

  • Todas