El ministro de Defensa, Fernando López, informó este domingo que luego de realizar el rastrillaje en 11 distritos municipales y el área industrial de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, se identificó más de 66.000 casos sospechosos de COVID-19.

Añadió que, hasta la fecha, se tomaron los datos de 468.491 personas, lo que equivale a un total de 83.590 familias visitadas.

"Lo relevante del rastrillaje es que las brigadas están tocando casa por casa, toman contacto con las personas y esto genera un alivio en las familias. Además, alrededor de las viviendas rastrilladas, hay médicos y ambulancias que acuden a los hogares, cuando ven un caso de gravedad", dijo López.

Añadió que el registro que se realiza coadyuva con la labor del Sedes y de la Alcaldía de Santa Cruz, "porque se está sacando una radiografía, no solo del COVID-19, sino de otro tipo de enfermedades o patologías diferentes".

Respecto a los resultados positivos, López explicó que las familias en Santa Cruz de la Sierra deben comprender que, si las brigadas médicas indican que un familiar debe salir de la vivienda para ir a un centro de recuperación, lo deben aceptar.

"Al salir de los hogares, van a ir a un centro de recuperación con cuidados médicos y buena alimentación, y eso va a evitar que muchas personas lleguen a los hospitales, casi en las últimas consecuencias. Es por eso que los hogares, tienen que confiar la vida de sus familiares en estos centros de recuperación", complementó la autoridad nacional.

MAS LEIDO

  • Semana

  • Mes

  • Todas