El Centro de Operaciones de Emergencia del Departamento (COED) La Paz determinó suspender actividades públicas y privadas el próximo viernes, con el objetivo de cortar la cadena de contagios del coronavirus COVID-19, informó el alcalde de La Paz, Luis Revilla.

"Se ha planteado que la próxima semana (...), el viernes se suspendan actividades públicas y privadas", declaró a los periodistas.

Revilla explicó que se aprovechará el feriado del jueves 16 de Julio,  por lo que serán cuatro días de suspensión de actividades, tiempo que servirá para que el sistema de salud se "reorganice" y se logre un espacio para mitigar los contagios en los municipios de La Paz y El Alto.

Revilla indicó que este planteamiento será elevado de manera formal ante el Ministerio de Trabajo.

Tras concluir la reunión del COED La Paz, en la que participaron autoridades nacionales, departamentales y municipales, el alcalde paceño indicó que se recibió el informe del Servicio Departamental de Salud (Sedes) La Paz sobre los rastrillajes que se realizan en ambos municipios, además de la habilitación del Hospital del Sur, que debería de habilitarse hasta el 15 de julio.

Asimismo, se planteó que una unidad del Hospital del Tórax pueda habilitarse como un centro exclusivo COVID-19, que junto al Hospital del Sur podrán sostener la capacidad hospitalaria en La Paz y El Alto, y atender a los enfermos por COVID-19.

Además, reiteró que, en las siguientes semanas, en función a reportes médicos, se analizará si "eventualmente" a fines de julio se retorna a una "cuarentena rígida", debido al incremento de casos que se registró en los últimos días.

"Es muy probable que a fines de este mes volvamos a la cuarentena rígida, pero al menos estos cuatro días nos van ayudar mucho tanto al sistema de salud como a las autoridades a tomar previsiones adicionales para cortar la cadena de contagio", enfatizó Revilla.

MAS LEIDO