El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, informó que el Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) de La Paz está a la espera de la evaluación que haga el Comité Científico y las universidades sobre el uso del dióxido de cloro como tratamiento para el coronavirus COVID-19.

"Los comités científicos son vitales. En el caso de La Paz, hemos decidido que el Comité Científico esté conformado por gente que cree y no cree en el dióxido de cloro. Hemos pedido que nos den, hasta el martes, un veredicto para que como COED (determinemos su uso). Que el Comité Científico nos diga "esto es lo que hay que hacer o no"", aseguró la autoridad en el programa Primero la Verdad, difundido este domingo por Bolivia Tv.

La Asamblea Departamental de La Paz y otras Asambleas como la de Oruro, incluido el Senado Nacional, aprobaron en pasado días el uso el dióxido de cloro como tratamiento contra la enfermedad.

Al respecto, Arias sostuvo que esas entidades "están obligando a los gobernadores" a usar este remedio y calificó de "irresponsable" este accionar, señala un reporte del periódico Bolivia.

"Eso es una irresponsabilidad, no puede ser. El dióxido de cloro no está demostrado científicamente. ¿Cuál es la diferencia entre la ciencia y la práctica común? La ciencia ha hecho experimentos en diferentes personas, ha visto los efectos colaterales, hay un seguimiento, segmentación, toma tiempo y se saca cierto (margen de) error hasta que sale la vacuna", afirmó.

El Ministro comentó que algunas personas que tienen diabetes u otras enfermedades toman mates de hoja de coca, de higo o guayaba, incluso, orín de llama, que como remedio tradicional "les hace bien" y resaltó que son prácticas comunes, no probadas para curar dicha enfermedad, al igual que el dióxido de cloro.

Al respecto, recomendó a las autoridades tener cuidado para promover el consumo del dióxido de cloro, pues aún no hay ninguna prueba científica sobre su efectividad para tratar la enfermedad, por el contrario, el uso indiscriminado podría derivar en intoxicaciones.

La pasada semana, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) emitió un comunicado en el que no recomienda utilizar productos a base de dióxido de cloro o clorito de sodio, por vía oral o parenteral, en casos de COVID-19, ni para ninguna otra enfermedad.

En ese marco, afirmó que no hay evidencia sobre su eficacia y que la ingesta o inhalación de estos productos podría ocasionar graves efectos adversos en el organismo de los pacientes.

La OPS recordó que desde hace varios años se promociona el dióxido de cloro, sin ninguna evidencia científica, como "medicamento" para diversas enfermedades y en la actual coyuntura de pandemia global nuevamente se presenta el producto, solo o en combinación, indicando "falsamente tener propiedades curativas para COVID-19 y otras dolencias asociadas".

MAS LEIDO

  • Semana

  • Mes

  • Todas