El 210 aniversario cívico de Cochabamba, que se celebra el próximo lunes 14 de septiembre, coincidirá con la reapertura de sus restaurantes como parte de la normalización gradual de las actividades tras el confinamiento domiciliario, confirmó esta mañana el alcalde de Cochabamba, José María Leyes.

En anuncio fue realizado en un acto especial efectuado en La Casa de Campo, uno de los establecimientos gastronómicos icónicos de ese municipio.

“Estamos haciendo la presentación de las medidas de bioseguridad para la reapertura. El 14 de septiembre los restaurantes vuelven a abrir sus puertas”, destacó el alcalde.

Este sector de la economía es uno de los más golpeados por la pandemia del COVID-19. Muchos restaurantes de la llamada “capital gastronómica de Bolivia” se declararon en quiebra y tuvieron que cerrar, como ocurrió en todo el territorio nacional.

El protocolo, que reduce a 50% la ocupación de las salas destinadas a los comensales para garantizar la distancia física mínima entre las mesas, cambiará la forma en la que clientes y meseros interactuaban antes de que se presentaba el contagio.

Así, por ejemplo, las cartas con el menú serán suprimidas, y reemplazadas por un solo ejemplar colocado en lugar visible para que los clientes escojan los platos de su preferencia.

También se eliminarán de las mesas las alcuzas para reducir al máximo la manipulación de vinagreros, saleros y aceiteros. Aquellas, además, serán “montadas” --es decir se colocarán los platos base, la cubertería, servilletas, copas y demás-, cuando los clientes ya estén sentados con el mismo objetivo.

Otro cambio es que el mesero ya no llevará la cuenta hasta las mesas. Los comensales deben aproximarse a la caja y, en lo posible, pagar con una tarjeta de débito o crédito. Se recomienda no usar efectivo.

Estas medidas se aplicarán junto con otras a los que la población ya se ha acostumbrado, como el uso de pediluvios, la desinfección de manos con alcohol en gel y la toma de la temperatura corporal, para garantizar que el cliente no esté con fiebre. 

MAS LEIDO