Sin saludo de paz con las manos, ni la comunión en la boca y con confesionarios con mamparas acrílicas, así celebrarán las misas las iglesias y parroquias católicas de La Paz desde el domingo 27 de septiembre, anunció este viernes la Arquidiócesis de La Paz.

“Habiendo tomado conocimiento del permiso de nuestras autoridades nacionales y municipales para realizar celebraciones religiosas con un aforo del 30% de la capacidad de nuestros templos, autorizamos a iniciar dichas celebraciones de forma gradual a partir del domingo 27 de septiembre”, anunció el arzobispo de La Paz, Percy Galván.

La reapertura irá acompañada de un protocolo con medidas de prevención contra el COVID-19, elaborado por la misma arquidiócesis, que establece el uso de barbijo obligatorio, pediluvios para la limpieza de las suelas de los zapatos en la entrada, fomentar la no asistencia de feligreses que están dentro de los grupos vulnerables y no permitir más de tres personas en la misma banca.

Pero además establece que la comunión debe repartirse en la mano y no directamente en la boca, y en silencio, evitar cualquier interacción física entre los feligreses en el saludo de paz, vaciar toda pileta de agua bendita y mantener mamparas acrílicas en los confesionarios. Las celebraciones no deben sobrepasar los 40 minutos.

MAS LEIDO

  • Semana

  • Mes

  • Todas