Un grupo de activista de Mujeres Creando, con el dorso descubierto y con mensajes escritos,  rindió homenaje ayer domingo a la embajadora de la Canción Boliviana, Gladys Moreno, en la Manzana Uno de la Ciudad de Santa Cruz.

Varias mujeres se congregaron alrededor del monumento de Gladys Moreno, se quitaron sus poleras y con el dorso descubierto empezaron a besar, abrazar, cantar y bailar alrededor de la escultura de esa ciudad.

Según María Galindo, activista del colectivo feminista, “Gladys fue la portadora de un mensaje muy importante para las mujeres bolivianas, es por eso que Mujeres Creando le dedicó un ‘acto de irreverencia’.

“Gladys Moreno fue una mujer lejana de colocarse como un objeto sexual, fue una rebelde, fue una trasnochadora, fue una mujer libre y todo eso nos parece muy importante destacar. Además, uno de los elementos del patriarcado es borrarte, quitarte tu memoria, decir que tú eres la única loca, la única irreverente, en ese sentido nos pareció muy importante jalar la memoria de Gladys”, indicó Galindo.

MAS LEIDO