El Arzobispo de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti, instó este jueves a la población, durante la misa de Corpus Christi, a cumplir con las medidas de bioseguridad para preservar la salud y la vida de todos.

"Es un sacrifico que nos pide el Señor, cumplir con las medidas de bioseguridad para preservar la salud y la vida de todos, en este momento en que la pandemia (del COVID-19) está en plena propagación", expresó Gualberti.

También hizo un llamado a promover la unidad, reconciliación y perdón en el país, "donde, a pesar de las situaciones de sufrimiento, persisten resentimientos y rencores que nos mantienen divididos y enemistados, y que incluso dificultan una acción común para enfrentar a la pandemia".

Hizo énfasis en que después de 21 años, la fiesta de Corpus Christi no fue posible realizarla en el estadio Tahuichi Aguilera, como era tradición.

"Seguramente extrañamos a las hermosas coreografías, el coro y la orquesta que guiaban nuestros cantos corales, pero sobre todo el no poder estar unidos entre tantos hermanos y no poder recibir la comunión sacramental del cuerpo de Cristo, aunque podemos unirnos en la comunión espiritual y acercarnos a la mesa de la palabra a través de los medios de comunicación", agregó.

Luego de la eucarística, celebrada en la Catedral, se realizó una caravana hasta el monumento del Cristo Redentor para luego continuar el recorrido por los centros de salud y hospitales de Santa Cruz de la Sierra.

MAS LEIDO