El arzobispo de Santa Cruz, el monseñor Sergio Gualberti, pidió en la homilía de este domingo, reavivar la hospitalidad en tiempos de pandemia, provocada por el COVID-19 a nivel mundial.

"En este tiempo de pandemia, Jesús nos pide también a todos nosotros reavivar la hospitalidad de la que nos da testimonio la Palabra de Dios. Hospitalidad que constituye un elemento esencial de la experiencia cristiana, signo de la caridad evangélica y camino de liberación de nuestro propio egoísmo", expresó Gualberti.

También resaltó que la hospitalidad y la acogida, nos abren a la solidaridad con las personas que se encuentran más necesitadas, como los enfermos, las personas de bajos recursos, los inmigrantes, las personas en situación de calle, los niños y las personas de la tercera edad.

"Ellos están a nuestro lado, a veces tocan a nuestra puerta, abrámosla pero sobre todo abramos la puerta de nuestro corazón y tendámosle nuestra mano solidaria para aliviarlos en sus dolores y necesidades", sostuvo.

Finalmente, Gualberti dijo que hasta los gestos más pequeños, como el dar un vaso de agua, tocan el corazón de Jesús.

"El evangelio también nos ha recordado que al final de todo, nuestra vida es rica, solamente de lo que hemos dado al hermano necesitado y que la recompensa prometida, no son cosas, sino Dios mismo", agregó.

MAS LEIDO