La ASO deja a Chavo Salvatierra fuera del rally Dakar 2019

El piloto boliviano Juan Carlos Salvatierra quedó fuera del rally Dakar 2019, en medio de una falta de transparencia de la organización, ayer domingo, le negaron por tercera vez consecutiva realizar la verificación administrativa y de esa manera quedó al margen de la competencia.

Pese a estar inscrito desde julio del año pasado, la Amaury Sport Organisation (ASO) se negó a que el deportista boliviano y su equipo de asistencia cumplan el procedimiento administrativo para poder ser parte de la carrera, que se puso en marcha ayer en Lima con la largada simbólica.

El principal argumento de la organización fue que el vehículo de Chavo, el Barren Racer One, no era de producción en serie y por lo tanto no podía ser aceptado. Sin embargo, la postura de la ASO nunca fue sustentada con el Reglamento del Dakar y el Reglamento de la Federación Internacional de Motociclismo (FIM). El mismo dice que “estas máquinas se basan en cuadriciclos de serie recibidas (es decir autorizadas a correr en vías abiertas a la circulación) que pueden modificarse y/o equiparse para la competición Todo Terreno de Rally Raid”.

“Vinimos para tratar de hablar nuevamente, de que me reciban por lo menos todas las pruebas documentadas que tenemos de la total legalidad y cumplimiento al reglamento de mi vehículo”, dijo Salvatierra, que se presentó en la mañana en las instalaciones del Dakar, emplazadas en la Base Aérea de Las Palmas, en Lima.

El deportista tenía consigo todas las pruebas para demostrar que el Barren Racer One cuenta con homologación emitida en Holanda (su país de origen) para circular en calle y, de esa manera, ser admitido para la competencia. Pese a eso, ni Etienne Lavigne (director deportivo) ni otros funcionarios de menor rango aceptaron escuchar los argumentos de quien ya ha participado en ocho versiones del Dakar e incluso estaba considerado como uno de los favoritos en cuadriciclos.

“Estoy muy triste y dolido como piloto y boliviano. Trabajamos durante casi un año para competir. Íbamos en busca del primer lugar, pero de una manera nada transparente nos han dejado fuera”, argumentó el competidor.

Lo más grave de la situación fue constatar que el Barren Racer One ya corrió dos Dakar (2017 y 2018) y que además participó del Campeonato Mundial de Rally Cross Country, obteniendo el título mundial 2017, pilotado por Kees Koolen y avalado por la Federación Internacional de Motociclismo (FIM).

El mismo vehículo fue utilizado por Salvatierra el año pasado para correr en el Desafío Ruta 40 (Campeonato Mundial FIM) y el Desafío Inka (Dakar Series). En esta última prueba, el boliviano obtuvo el Campeonato Latinoamericano de la FIM.

Debido a que las irregularidades comenzaron hace un par de días, Salvatierra ya había formulado una denuncia penal ante la Fiscalía Provincial de Lima por la presunta comisión del delito de discriminación.

Debido a lo sucedido, el piloto anunció que también realizará una demanda por daños y perjuicios en contra de la ASO, empresa que organiza el Dakar y que en julio del año pasado aceptó, confirmó y ratificó la inscripción de Chavo Salvatierra con el Barren Racer One.

Más allá de las incoherencias de la ASO, se sabe que las mismas fueron motivadas por el reclamo de un grupo de pilotos de cuadriciclos. Algunos de ellos incluso habían intentado adquirir la Barren Racer One luego de ver el rendimiento deportivo de Chavo en el Desafío Inca. No lo hicieron y optaron por reclamar en mesa lo que presumieron no podrían obtener en competencia.

La ASO deja a Chavo Salvatierra fuera del rally Dakar 2019

La ASO deja a Chavo Salvatierra fuera del rally Dakar 2019

El piloto boliviano Juan Carlos Salvatierra quedó fuera del rally Dakar 2019, en medio de una falta de transparencia de la organización, ayer domingo, le negaron por tercera vez consecutiva realizar la verificación administrativa y de esa manera quedó al margen de la competencia.

Pese a estar inscrito desde julio del año pasado, la Amaury Sport Organisation (ASO) se negó a que el deportista boliviano y su equipo de asistencia cumplan el procedimiento administrativo para poder ser parte de la carrera, que se puso en marcha ayer en Lima con la largada simbólica.

El principal argumento de la organización fue que el vehículo de Chavo, el Barren Racer One, no era de producción en serie y por lo tanto no podía ser aceptado. Sin embargo, la postura de la ASO nunca fue sustentada con el Reglamento del Dakar y el Reglamento de la Federación Internacional de Motociclismo (FIM). El mismo dice que “estas máquinas se basan en cuadriciclos de serie recibidas (es decir autorizadas a correr en vías abiertas a la circulación) que pueden modificarse y/o equiparse para la competición Todo Terreno de Rally Raid”.

“Vinimos para tratar de hablar nuevamente, de que me reciban por lo menos todas las pruebas documentadas que tenemos de la total legalidad y cumplimiento al reglamento de mi vehículo”, dijo Salvatierra, que se presentó en la mañana en las instalaciones del Dakar, emplazadas en la Base Aérea de Las Palmas, en Lima.

El deportista tenía consigo todas las pruebas para demostrar que el Barren Racer One cuenta con homologación emitida en Holanda (su país de origen) para circular en calle y, de esa manera, ser admitido para la competencia. Pese a eso, ni Etienne Lavigne (director deportivo) ni otros funcionarios de menor rango aceptaron escuchar los argumentos de quien ya ha participado en ocho versiones del Dakar e incluso estaba considerado como uno de los favoritos en cuadriciclos.

“Estoy muy triste y dolido como piloto y boliviano. Trabajamos durante casi un año para competir. Íbamos en busca del primer lugar, pero de una manera nada transparente nos han dejado fuera”, argumentó el competidor.

Lo más grave de la situación fue constatar que el Barren Racer One ya corrió dos Dakar (2017 y 2018) y que además participó del Campeonato Mundial de Rally Cross Country, obteniendo el título mundial 2017, pilotado por Kees Koolen y avalado por la Federación Internacional de Motociclismo (FIM).

El mismo vehículo fue utilizado por Salvatierra el año pasado para correr en el Desafío Ruta 40 (Campeonato Mundial FIM) y el Desafío Inka (Dakar Series). En esta última prueba, el boliviano obtuvo el Campeonato Latinoamericano de la FIM.

Debido a que las irregularidades comenzaron hace un par de días, Salvatierra ya había formulado una denuncia penal ante la Fiscalía Provincial de Lima por la presunta comisión del delito de discriminación.

Debido a lo sucedido, el piloto anunció que también realizará una demanda por daños y perjuicios en contra de la ASO, empresa que organiza el Dakar y que en julio del año pasado aceptó, confirmó y ratificó la inscripción de Chavo Salvatierra con el Barren Racer One.

Más allá de las incoherencias de la ASO, se sabe que las mismas fueron motivadas por el reclamo de un grupo de pilotos de cuadriciclos. Algunos de ellos incluso habían intentado adquirir la Barren Racer One luego de ver el rendimiento deportivo de Chavo en el Desafío Inca. No lo hicieron y optaron por reclamar en mesa lo que presumieron no podrían obtener en competencia.

MAS LEIDO

  • Semana

  • Mes

  • Todas