La selección de fútbol de Bolivia, hundida hace dos décadas en profundo letargo, comenzará el 14 de junio su andadura en Copa América-2019 ante el anfitrión Brasil, el coloso suramericano que apunta a su novena corona regional.

Con el técnico Eduardo Villegas en la banca, Bolivia pretende sacudirse esta vez del pobre desempeño que le cupo, desde que logró ser finalista en 1997 de la Copa América que organizó y que Brasil ganó.

- Poco que ofrecer

Bolivia designó a Villegas en enero de este año tomando el lugar del venezolano César Farías, que cumplió un corto interinato tras el despido de Mauricio Soria en abril de 2018 por cuestiones extradeportivas.

Desde entonces -y en consonancia con tanta inestabilidad- Bolivia no ha podido consolidar un patrón de juego, de manera que continúa en el rol que arrastra hace dos décadas de 'cenicienta' del fútbol regional.

Al parecer la Copa América que está a punto de comenzar no será la excepción, pues por lo visto en sus fogueos, Bolivia no tiene mucho que ofrecer.

Esta percepción se vio confirmada el domingo en el amistoso en que cayó 2-0 ante Francia, vigente campeón mundial, en Nantes. La Verde tiene todavía mucho que hacer de cara a la Copa América.

- ¿Ultradefensivo?

A Villegas, 55 años de edad, el técnico más ganador del fútbol boliviano con seis títulos nacionales, sus detractores le reprochan sus planteamientos supuestamente ultradefensivos.

Sin embargo el timonel execra de sus detractores. "A algún desubicado se le ocurrió decir que el sistema es el problema y no voy a hablar más de esto", protestó hace tiempo.

Según él, utiliza "varios sistemas con un solo punta hace muchos años y mucha gente me ha criticado por eso, por ser poco ofensivo".

Con su esquema hasta ahora no ha logrado ningún triunfo desde su debut al frente de La Verde el 3 de marzo pasado con un empate 2-2 frente a Nicaragua, en cotejo jugado en Cochabamba (centro boliviano).

Luego el seleccionado boliviano hizo una mini gira por Asia donde se midió a Japón y Corea del Sur. Ambos partidos los perdió por 1-0.

Frente al campeón del mundo fue más de lo mismo con muchos errores defensivos y una agobiante falta de pegada en el ataque. Su golero, Carlos Emilio Lampe, le salvó la noche al cuadro de Villegas con soberbias atajadas.

- Bolivia vive de recuerdos

Después de obtener la epopeya de una inédita clasificación al Mundial Estados Unidos-1994 y ser finalista de la Copa América en 1997 en su propio campo, el fútbol boliviano experimentó un abrupto bajón y comenzó a acumular un rosario de fracasos.

"Tengan paciencia, crean en este proceso, crean en estos jugadores jóvenes que a partir de seguir jugando juntos, jugando bien, vamos a poder lograr un resultado mejor y mayor para nuestra selección", prometió Villegas ante una afición que vive desencantada y evoca machaconamente antiguos lauros.

En condición de local, Bolivia obtuvo en 1963 su único Campeonato Sudamericano, el antecedente próximo de la actual Copa América.

Con Soria al mando, Bolivia pensó que comenzaba a recuperar su fútbol, cuando arribó a unos históricos cuartos de final en la Copa América Chile-2015, tras dos décadas de fracasos.

- ¿El despegue?

El mandamás de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Salinas, confía en que la actual certamen regional marcará el despegue de su selección. "Hay que llegar a la Copa América más fuertes mentalmente porque (...) lo que nos falta es perder el miedo escénico de jugar ante un grande", resume.

Si Bolivia vence sus complejos quizás pueda revertir su presente en una serie donde están sembrados, además del local Brasil, Perú y Venezuela.

MAS LEIDO

  • Semana

  • Mes

  • Todas