El defensa de Wilstermann, Marco Torsigleiri, tuvo una noche anecdótica pero crucial. San José tuvo que trabajar el doble para consagrar las tres unidades que el cuadro aviador le concedió al anotar dos goles en propia portería, anoche en el Félix Capriles.

La novena jornada para los aviadores deparó una noche negra que los santos aprovecharon para su segunda victoria en el Apertura como visita y suman nueve unidades.

El defensa aviador Marco Torsiglieri confabuló con el primer gol de los orureños (14’) al buscar despejar el esférico que terminó en el fondo del arco de Arnaldo Giménez.

Los aviadores, diez minutos después, encontraron el empate a través del brasileño Serghino, pero el desconcierto del rojo llegará a los 36 minutos de la primera parte. Nuevamente Torsiglieri aventajará a San José luego de un pase sutil al guardameta Giménez, quien concluyó con defectuoso intento de despeje.

Era el 2 a 1 transitorio y los de la ‘V’ azulada tuvieron que hacer frente la arremetida del Rojo que, en gran parte del segundo tiempo, fue en procura de lograr el empate o la victoria que al final no vio. Los santos tuvieron una opción de gol elaborada que no tuvo efecto.

Durante el encuentro, Wilstermann terminó con 9 jugadores; uno por expulsión —junto a otro de San José— y el segundo porque Álvarez no concluyó debido a una lesión y porque el rojo cobró las tres variantes.

MAS LEIDO