El propietario del gigante danés de juguetes Lego comprará Merlin Entertainment, conocido por el museo de cera Madame Tussauds y la gran noria de Londres (London Eye), por 5.900 millones de libras (EUR 6.575 millones, USD 7.475 millones).

La fundación familiar Kirkbi, accionista mayoritario de Lego, anunció en un comunicado publicado el viernes en la Bolsa de Londres que se asoció con la compañía de inversiones estadounidense Blackstone y el fondo de pensiones canadiense CPPIB para esta oferta de adquisición que fue aceptada por el consejo de administración de Merlin.

El consorcio de inversores propone 455 peniques por cada acción de Merlin, es decir una prima significativa para el título que cerró a 395 peniques el jueves en la Bolsa de Londres.

En total, los compradores desembolsarán 4.800 millones de libras para comprar las acciones de Merlin, que está valorada en total en 5.900 millones de libras.

"Tras un acercamiento no deseado de un conjunto de inversores y después de haber rechazado varias de sus propuestas, el consejo de administración de Merlin estima que esta oferta representa una oportunidad para los accionistas de rentabilizar su inversión", subraya John Sunderland, presidente del consejo de administración del grupo británico.

"Merlin es un líder mundial en entretenimiento familiar, con un portafolio único de marcas y atracciones que abarca 25 países y cuatro continentes, y con una estrategia probada que ha funcionado durante muchos años", agregó, precisando que la dirección del grupo recomienda la oferta a sus accionistas de forma unánime.

Merlin también es propietario de los populares parques temáticos Alton Towers y Chessington World of Adventure en el Reino Unido, Gardaland en Italia y Heide Park en Alemania.

Por su parte, el director general de Kirkbi, Soren Thorup Sorensen, considera que Lego y Merlin comparten "la misma visión de su oficio y de su cultura".

Kirkbi conoce bien Merlin porque posee ya casi un 30% del capital del grupo británico, que a su vez es propietario de los parques Legoland en el Reino Unido.

Merlin, creado en 1999 y que cotiza en la Bolsa de Londres desde 2013, tuvo un volumen de negocios de 1.650 millones de libras en 2018 y acogió a 67 millones de visitantes en sus más de 100 parques de atracciones repartidos por 25 países.

Kirkbi, que cuenta con el respaldo de la multimillonaria familia Kiristiansen de Dinamarca, posee una participación de control del 75% en el emblemático gigante de los juguetes Lego.

"Estamos comprometidos a asegurar que Legoland y las demás actividades de Merlin alcancen su pleno potencial, que creemos que es mejor desarrollar bajo propiedad privada, con el fin de ofrecer experiencias fantásticas a visitantes de todas las edades en todo el mundo", dijo Sorensen.

 

MAS LEIDO