El rapero Stormzy marcó los 49 años del mítico festival británico Glastonbury, llenando con su energía y sus versos el escenario... y también Tara Asher, su intérprete en lengua de signos, desde una plataforma en medio del público.

"Fue genial, sentí vibraciones, observé la actitud [de Stormzy en el escenario] y, realmente, me gustó mucho mucho su mensaje", cuenta a la AFP Donna Williams, una poetisa sorda de unos 30 años, que descubrió las letras de Stormzy durante el espectáculo gracias a que la intérprete Tara Asher tradujo sus canciones a la lengua de signos en directo.

"Podíamos ver a la intérprete pero también la pantalla de detrás con Stormzy, así que era bastante fácil, verlos a los dos al mismo tiempo", apunta Zoë McWhinney, estudiante de teatro de 22 años, también sorda. Incluso aunque estuviera concentrada, sobre todo, en Tara.

Tara Asher, de 30 años, es una de las cuatro intérpretes de Reino Unido de "grime", una mezcla de hip hop y de rap, del que el londinense Stormzy, de 25 años, es una de las estrellas.

"Lo que es particularmente complicado con el "grime", es la velocidad y el doble sentido, las metáforas", indica a la AFP la profesional, voluntaria en el festival. "Es como destejer una canción para asegurarse de transmitir el mensaje que el artista quiere hacer llegar. Es un proceso muy largo. Puede llevarme un día o más traducir una canción".

La joven escucha "grime" "desde pequeña" y afirma entender el argot de Stormzy pues, aunque nació en Australia, se crio en Londres, como él. "Se de qué habla Stormzy, a qué se refiere".

El artista, varias veces galardonado en los Brit Awards de 2018, es conocido por su "flow" comprometido y por sus acciones, con la creación de una beca para estudiantes negros admitidos en Cambridge, con el fin de combatir la infrarrepresentación de las minorías en las mejores universidades.

A cada cual su lucha. Tara, nacida en una familia de sordos, quiere aumentar su acceso a los festivales. En el de Glastonbury, que acoge a más de 130.000 personas en 350 hectáreas este año, hay zonas reservadas para ellos entre el público, pero están demasiado alejadas del escenario, según la intérprete.

- "Adivinanzas"

Tara, peinada con dos trenzas, conquistó a su público, de unas cincuenta personas, el viernes por la noche al interpretar las canciones de Stormzy casi con la misma energía y expresividad que el rapero, que irrumpió en el escenario cantando "Known from me" y luciendo un chaleco antibalas decorado con la bandera británica, diseñado por el artista Bansky.

Tara logró mantener el ritmo cuando el cantante invitó a los raperos Dave y Fredo a interpretar su tema "Funky Friday", "una sorpresa" para la intérprete.

"No sabemos lo que el artista va a interpretar. Cuando empieza una canción, es como una adivinanza", explica Tara, que se había preparado 21 canciones de Stormzy.

No pudo predecir los fuegos artificiales, ni tampoco el ballet de dos bailarines mientras en la pantalla se proyectaba el mensaje: "Los espectáculos de ballet no suelen ir con la piel negra... hasta ahora".

Tampoco podía esperarse el dúo al piano del artista con Chris Martin, de Coldplay, para el tema "Blinded By Your Grace".

Visiblemente emocionado, el rapero, que tuiteó lo feliz que lo hacía ser "el primer artista negro británico cabeza de cartel en Glastonbury", aseguró a las decenas de miles de espectadores que estaba viviendo el día "más legendario de toda su vida".

Con la actuación de Tara, que se volvió viral en las redes sociales, Stormzy no será el único en entrar a formar parte de la leyenda de Glastonbury.

MAS LEIDO