La ceremonia del Óscar del próximo año fue pospuesta ocho semanas hasta el 25 de abril de 2021 después de que la pandemia del nuevo coronavirus obligara a cerrar salas de cine y causara estragos en el calendario de estrenos en Hollywood.

Con los estrenos de las películas de los grandes estudios y de los independientes y de autor retrasados hasta la reapertura de las salas, la fecha límite para que las películas sean elegibles para el galardón más importante del cine se extendió del 31 de diciembre de 2020 al 28 de febrero de 2021.

"Nuestra esperanza al extender el período de elegibilidad y la fecha de entrega de los premios es proporcionar la flexibilidad que los cineastas necesitan para terminar y estrenar sus películas sin ser penalizados por algo que está fuera del control de todos", dijo este lunes el presidente de la Academia del cine de Estados Unidos, David Rubin, y su directora ejecutiva, Dawn Hudson.

La mayoría de las salas de cine de Estados Unidos permanecen cerradas, bajo el creciente temor de una segunda ola de COVID-19.

La edición 93 de la noche más importante de la industria cinematográfica estaba originalmente programada para el 28 de febrero de 2021.

El anuncio de la postergación alimenta la esperanza de que la ceremonia se realice como todos los años en un teatro lleno de las celebridades del mundo audiovisual en lugar de ser un evento virtual.

"Estamos en un territorio inexplorado y seguiremos trabajando con nuestros socios de la Academia para asegurarnos de que el show del año próximo sea un evento seguro y una celebración", dijo Karey Burke, presidenta de ABC Entertainment, que transmitirá el programa de la gala en Estados Unidos.

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas ya había flexibilizado algunas reglas de elegibilidad en abril, permitiendo a las películas que se saltaran su estreno en la pantalla grande y fueran directo a plataformas de streaming compitieran por los Óscars de 2021.

La decisión del lunes, no obstante, responde a la preocupación de que permitir solo películas estrenadas en 2020 daría una edición no tan amplia o competitiva como en años anteriores.   La entrega de los Óscar había sido pospuesta en otras oportunidades a raíz de sucesos históricos: después de la inundación de Los Ángeles en 1938, del asesinato de Martin Luther King Jr. en 1968 y del atentado contra el presidente Ronald Reagan en 1981, pero nunca por más de una semana.

Cortesía AFP Noticias

MAS LEIDO