Bolivia registró en septiembre una inflación negativa de 0,08%, la segunda tasa más baja del año, informó el estatal Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con ese dato, la inflación acumulada hasta el tercer trimestre alcanzó 1,46%, mientras que la tasa anualizada se ubicó en 2,26%.

La variación negativa obedeció esencialmente a la baja de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas (-0,29%).

El estatal Banco Central de Bolivia (BCB) proyectó que este año la inflación cerraría en torno al 3,5%, mientras que el crecimiento de la actividad económica se ubicaría alrededor del 4,5%. Los organismos internacionales redujeron su previsión al 4%.

MAS LEIDO

  • Semana

  • Mes

  • Todas